Cómo cuidar de Alocasia Zebrina

La inusual cebrina Alocasia tiene rayas exóticas en sus tallos en forma de zancos que añaden pizzaz a cualquier colección. No es la planta de interior más fácil de manejar, pero florece en el interior con la rutina adecuada. En este artículo, explicaremos todo lo que necesita saber sobre el cuidado de la Alocasia zebrina y cómo prevenir problemas comunes.

Resumen de Alocasia zebrina care: Esta helada tropical requiere temperaturas cálidas y suelo húmedo que nunca se empapa. Necesitan luz brillante indirecta pero se queman con el sol directo. Las cebrinas prefieren una alta humedad y son de crecimiento medio a rápido con alimentación quincenal durante la temporada de crecimiento; permanecen inactivas en invierno. Tóxico para los animales domésticos y los humanos.

Vista general de la Alocasia Zebrina

En lugar de flores ornamentales o follaje, la cebrina Alocasia es principalmente apreciada por sus tallos. La recolección excesiva en el medio silvestre hizo que la planta fuera rara y costosa después de su introducción, pero el cultivo de tejidos la ha hecho más accesible.

La Cebrina es una Alocasia: junto con las colocasias de aspecto similar , la familia se conoce comúnmente como una Oreja de Elefante . La planta se caracteriza por ser erguida, de color verde en forma de punta de flecha con hojas sólidas o reticuladas. Su característica más destacada es el rayado con forma de cebra a lo largo de los tallos delgados. Hay varias otras alocasias que se cultivan comúnmente como plantas de interior, incluyendo Alocasia Amazonica , que es una de mis favoritas.

La planta es un miembro de hoja perenne del amplio y diverso género Alocasia. Se originó en los cálidos y húmedos bosques tropicales filipinos, viviendo en una elevada y bien drenada elevación a la sombra brillante como parte de la maleza del bosque.

La cebrina Alocasia crece hasta unos tres pies de alto y ancho. Se puede considerar de crecimiento rápido en la estación cálida, sacando hojas una vez cada dos semanas en condiciones ideales. Desprende las hojas más viejas de forma natural y las reemplaza con follaje nuevo.

La planta necesita buena luz y un poco de atención extra para regar, pero no es muy difícil de complacer. Su principal vulnerabilidad en los contenedores es un sistema de raíces de rizoma que puede pudrirse fácilmente en el suelo húmedo.

Resumen del cuidado de Alocasia Zebrina

Nombre científico Alocasia zebrina Origen Filipinas Tamaño 3 pies de alto y ancho en la madurez Requisitos de luz Luz solar brillante e indirecta. Puede tolerar bastante bien la luz baja. Riego Riega una vez que la media pulgada superior del suelo esté seca. Pequeñas cantidades de agua a la vez, en lugar de empapar completamente el suelo, reduce el riesgo de pudrición de las raíces. Tierra Mezcla para macetas extremadamente bien drenada. Partes iguales de turba, perlita y abono funcionan bien. Temperatura 60ºF (15ºC) a 82ºF (28ºC). Pueden sobrevivir a breves inmersiones hasta los 30 años, pero no son tolerantes a las heladas. Evite las corrientes de aire caliente o frío. Fertilizante Aliméntese cada dos semanas mientras crece activamente con una ½-dilución de una fórmula balanceada. Lave el suelo cada pocos meses para evitar la acumulación de sal. Humedad Una alta humedad es importante.>60% es ideal. Floración Es muy poco probable que florezca cuando se cultiva en contenedores. Las espátulas encapuchadas que rodean a un espádice blanco, parecido a un palo, se producen a finales de la primavera pero no son impresionantes. Poda Eliminar las hojas dañadas o amarillas. De lo contrario, se requiere una pequeña poda. Propagación Se propaga mejor por división mientras crece activamente. Replantado Evitar replantar a menos que esté muy unido a la raíz. Las delicadas raíces pueden dañarse fácilmente durante la replantación, lo que puede tener un impacto negativo en la planta. Enfermedades y plagas Las condiciones húmedas aumentan el riesgo de enfermedades de manchas en las hojas y de pudrición de las raíces. Bastante resistente a las plagas, pero los áfidos, las cochinillas, los ácaros araña y las escamas pueden a veces causar problemas. Toxicidad Tóxico si es ingerido por humanos o animales. La savia también puede causar irritación de la piel.

Luz brillante indirecta

Las hojas de la cebrina Alocasia actúan como amplios paneles solares diseñados para absorber la luz de la sombra brillante bajo un dosel de la selva bañado por el sol. Ellas felizmente absorben una gran cantidad de luz solar indirecta pero se quemarán en luz solar directa.

Puede que también te guste: Cómo podar una planta de jade (Crassula Ovata)

Puedes satisfacer fácilmente las condiciones preferidas de la planta en una ventana brillante. Una exposición al sur protegida por cortinas escarpadas funciona bien, así como un punto de cuatro a seis pies de distancia del vidrio abierto. Otra opción es dejarles una hora más o menos de luz solar directa, temprana o tardía, en una ventana orientada al este o al oeste.

Las cebrinas pueden sobrevivir con un poco menos de luz, pero no les va bien en condiciones de poca luz. Una iluminación más brillante significa más hojas y esos llamativos tallos.

Nota: Las hojas crecen agresivamente hacia su fuente de luz y eventualmente se desviarán sin intervención. Mantenga una forma equilibrada girando la maceta 90º cada vez que la riegue.

Riego cuidadoso y consistente

A Alocasia Zebrina le gusta la humedad del suelo, pero son fáciles de regar en exceso y susceptibles a la podredumbre de la raíz . Debido a que los tallos rayados retienen mucha humedad, no necesitan mucha agua en cada sesión.

Sin embargo, la Alocasia zebrina no es una planta tolerante a la sequía: sus hojas se vuelven marrones y crujientes en condiciones secas. La necesidad de conservar una ligera humedad sin suelo húmedo o seco significa que su cebrina requiere una rutina de riego diferente a la de la mayoría de las plantas de interior.

En lugar de remojar el suelo a fondo, es mejor remolcarlos más frecuentemente en cantidades más pequeñas. A menos que la tierra esté excepcionalmente bien drenada, no deberías empapar a fondo la tierra para limpiar cada sesión.

Generalmente la parte superior ½-pulgada de la capa superior del suelo debería secarse antes de regar. El momento ideal para darles un trago es justo antes de que lo necesiten. Darles sólo lo suficiente para que dure una semana… o incluso menos.

Si usas agua del grifo , desclórala primero y sírvela a temperatura ambiente. Compruebe siempre el suelo antes de regar: No sigas un horario fijo.

Regando por la sensación

Un método común y efectivo para regar una cebrina Alocasia correctamente es recoger la maceta para ver lo pesada que es. Con la experiencia, se puede decir por el peso del recipiente cuando la planta está lista para otra bebida.

Para descubrir el peso correcto, observa las hojas. El follaje de una cebrina comienza a caerse cuando necesitan agua, por supuesto, no quieres que esto ocurra regularmente, pero esta señal puede ser útil. Cada vez que la planta comienza a marchitarse, toma su recipiente y siente lo liviana que es.

Conoce ese peso. Con la práctica, puedes simplemente levantar la olla para juzgar si necesita agua. Lee este artículo para obtener más consejos útiles para conseguir el riego adecuado para tus plantas de interior.

El Factor de Dormancia

Deja que el suelo se seque un poco más en el invierno. Dejar que la parte superior de dos pulgadas de la capa superior del suelo se seque antes de regar durante el período de inactividad es una buena aproximación.

También te puede gustar: ¿Cuánto tiempo florecen las orquídeas?

Tenga en cuenta que los períodos de sequía pueden desencadenar que la Alocasia entre en un ciclo de inactividad. Es fácil regar en exceso si no eres consciente de ello. Evita problemas manteniéndote constante con tu riego y vigilando el suelo día a día.

Requisitos de suelo

Un suelo aireado, bien drenado y que retenga la humedad es la mejor mezcla para una cebrina Alocasia. Su hábitat natural consiste en un suelo rico en humus, colocado sobre un sustrato rocoso a gran altura… la planta lucha en un medio que contiene demasiada agua.

Las alocasias son alimentadores medianos a pesados. La clave para proporcionar una nutrición adecuada es una base de suelo rico y bien drenado. La planta funciona especialmente bien en una mezcla natural con mucha materia orgánica.

La única advertencia de añadir material orgánico es que se descompone con el tiempo y eventualmente causa la compactación del suelo. Debido a que un compactmedium reduce el oxígeno y fomenta la putrefacción de las raíces, es una buena idea proporcionar una aireación adicional con perlita, piedra pómez o arena gruesa.

Sólo recuerda que las enmiendas inorgánicas son duraderas y mantienen el suelo abierto, pero no añaden una nutrición beneficiosa. Lee más sobre la elección y la fabricación de suelo para plantas de interior en este artículo.

Creciendo en el agua

Dada la susceptibilidad de la planta a la putrefacción de las raíces, puede parecer sorprendente que algunos jardineros tengan éxito en el cultivo de Alocasia zebrina directamente en el agua. Extrañamente, aunque sus raíces ciertamente necesitan acceso al oxígeno, el agua puede permitir más intercambio de gases que el suelo empapado.

A veces el cultivo de agua puede revivir una cebrina Alocasia que está fallando en un suelo inadecuado. También es una forma de arraigar nuevas compensaciones. Aquí hay algunos consejos si quieres probar este método:

  • Lavar la tierra existente del sistema de raíces.
  • Elimina cualquier porción podrida antes de sumergir el cepellón en el agua.
  • Tengan cuidado de dar a la planta una fuerte luz indirecta sin exposición directa.
  • Cambiar el agua cada semana a 10 días.

Es mejor usar agua filtrada y desclorada del grifo, agua de lluvia o agua destilada cuando se cultiva una cebrina de esta manera. Puede añadir periódicamente fertilizante diluido durante un breve período de tiempo, pero recuerde cambiar el agua después para evitar el choque con las raíces.

Humedad preferida

Como habitante de la selva tropical, la cebrina Alocasia prefiere naturalmente la alta humedad. Su nivel ideal es del 60% o más, por lo que les va bien en un invernadero o en una habitación con un humidificador. Sin embargo, normalmente pueden arreglárselas con menos, siempre y cuando se les riegue correctamente y se les dé buena luz.

Las hojas marrones son un signo común de que la planta está luchando con la falta de humedad en el aire. Puedes agrupar las plantas para aumentar la humedad en tu propia selva interior, pero no las amontones demasiado cerca. Todavía necesitan circulación de aire y algo de distancia para impedir que las plagas viajen.

Puede que también te guste: Cómo podar una planta de caucho (Ficus elastica)
Otro buen truco es llenar una bandeja o un platillo con agua para que se evapore y aumente la humedad local. Puedes poner las bandejas cerca de la planta, o poner guijarros en el agua y colocar la maceta encima para mantener la tierra seca de forma segura. Lea más sobre cómo aumentar la humedad de sus plantas de interior aquí.

Cómodo, temperaturas cálidas

La cebrina Alocasia no tolera el frío; incluso un ligero enfriamiento puede causar la pérdida de hojas. Necesitan mantenerse en temperaturas interiores normales entre 15ºC y 28ºC. Son resistentes cuando se plantan en el exterior en las zonas 10-11 del USDA.

La planta entra en estado de latencia si la temperatura cae muy por debajo de su rango preferido. Son tiernas y no pueden soportar una helada. Evita las corrientes de aire caliente o frío y los cambios bruscos de temperatura.

Fecundación frecuente

Las alocasias son generalmente de alimentación pesada, pero sólo necesitan nutrición extra durante los meses cálidos. Tendrás una sobredosis de una planta inactiva si sigues alimentándola según su programa de la temporada de crecimiento.

Se recomienda alimentar la planta cada dos semanas con a½-dilución de una fórmula equilibrada. Un método fácil es añadir fertilizante líquido a su agua.

Algunos cultivadores usan en cambio un fertilizante de liberación lenta cada mes hasta seis semanas durante el período de crecimiento.

Los fertilizantes orgánicos son suaves, seguros y ayudan a aumentar la salud microbiana del suelo. Una mezcla sintética puede satisfacer más asequiblemente los requisitos de una cebrina Alocasia de rápido crecimiento; pero, como no son eliminados regularmente por el régimen de riego de la planta, los residuos de sal no deseados pueden acumularse con el tiempo. Lea más sobre cómo fertilizar las plantas de interior aquí.

Floración menor

Decir que la cebrina Alocasia no se cultiva por sus flores es una subestimación. Las «flores» de finales de la primavera son espatas encapuchadas que rodean a un espádice blanco, parecido a un palo. Se sabe que los especímenes más viejos y saludables producen estas sinflorescencias en contenedores, pero es un evento bastante raro.

Para amortiguar aún más el entusiasmo, su espátula no es técnicamente una flor, botánicamente hablando. En realidad es una cubierta para el tallo que sostiene una miríada de pequeñas flores a lo largo de su longitud. Las flores mismas son casi microscópicas.

Pode según sea necesario

La poda de una cebrina Alocasia cae bajo el título de acicalamiento. Debe quitar las hojas amarillas o dañadas, pero la cebrina es una planta naturalmente grande que no reacciona al ser cortada haciéndose más corta y más tupida.

Consejo profesional: Si quieres un follaje más pequeño, intenta quitar algunas hojas más grandes y alimentar la planta adecuadamente mientras le das más luz.

Cortar el follaje cerca del tallo principal, pero no al ras del mismo. Use una cuchilla de corte estéril para evitar la infección. Sumergir las cuchillas en alcohol isopropílico regular (de frotar) es un método de esterilización simple.

Puede que también te guste: Cómo propagar las plantas de interior: Guía completa con fotos

Las cebrinas de Alocasia son tóxicas y pueden causar irritación de la piel, así que siempre póngase guantes impermeables antes de manipularlas.

Para ayudar a la recuperación, el mejor momento para recortar tu cebrina es cuando crecen rápidamente con temperaturas superiores a 27ºC.

Reponer con poca frecuencia

No deberías tener prisa por replantar. Perturba las frágiles raíces y es probable que la planta tarde en recuperarse. Si ha adquirido recientemente una nueva cebrina Alocasia, déjela aclimatarse a su nuevo entorno antes de transplantarla.

Aquí hay algunos consejos para replantar:

    A la Cebrina no le importa estar un poco atada a la raíz. Espera hasta que su planta necesite ser regada más de una vez por semana y sus raíces empiecen a rodear el fondo.

    A la planta tampoco le importa una maceta más pequeña. Sólo asegúrate de que el recipiente sea lo suficientemente pesado para evitar que se caiga.

  • Reemplazar el suelo con un compuesto similar para evitar el choque con la planta.
  • Vigila la humedad del suelo cuidadosamente después de subir un tamaño de maceta. Replantar en una maceta más grande aumenta el volumen de agua en relación con el sistema de raíces, lo que puede hacer que la planta se descomponga.

Propagación por división y compensaciones

La Alocasia Zebrina es una planta tuberosa que crece en grupos. Los métodos de propagación comunes son ya sea por la separación de plantas de crecimiento cercano, o por la división de las compensaciones y los cormos que crecen en la planta.

Las cebrinas Alocasia son sensibles, así que ten cuidado de no traumatizar sus raíces.

Aquí están los pasos de la propagación:

  • Desmacetar la futura planta madre y sacudir o lavar suavemente la tierra de sus raíces.
  • Las raíces deben tener macizos (cormos) y probablemente algunas compensaciones creciendo: estos son los bebés. Estas plántulas a menudo tienen pequeñas raíces en desarrollo que se han enredado con la planta más grande; separan suavemente los sistemas de raíces individuales.
  • Si tienes varias plantas en una maceta que te gustaría separar, desenreda los sistemas de raíces si puedes. Intenta evitar el desgarro. Si las raíces de las plantas individuales están demasiado enredadas, córtelas cuidadosamente con un cuchillo o tijeras esterilizados.
  • O bien transplanta las plántulas en el suelo o las coloca en el agua.
  • Las nuevas plantas (y su madre) sufrirán un cierto choque por este proceso. Dales luz indirecta y vigila su suelo cuidadosamente.
  • Cuando veas nuevas hojas, sabrás que la planta se está recuperando.

Consejos para plantar

    No olvides que tu cebrina naturalmente entra en períodos de letargo en clima fresco. En este ciclo, sus hojas se desvanecen y pueden morir. Reducir el riego, continuando con la cantidad normal podría provocar la putrefacción de las raíces de la planta.
  • La planta también puede entrar en estado de latencia si el suelo se seca demasiado o la luz es inadecuada. No sólo aumente el riego si la planta se ve deslucida; investigue todos sus factores de cuidado.
  • Es normal que se desprendan algunas hojas inferiores más viejas. Si la planta está siendo regada correctamente, debería crecer nuevas hojas al menos tan rápido como pierde las viejas.
  • Limpiar las hojas con un paño húmedo es una buena práctica para aumentar la exposición a la luz, maximizar el intercambio de aire y reducir las plagas. Es mejor hacer esto en la mañana para dar a la planta un amplio tiempo de secado antes del anochecer. Las hojas húmedas son una invitación abierta a la infección por hongos.
  • Las hojas centrales de una cebrina Alocasia generalmente se mantienen erguidas, pero las hojas laterales pueden naturalmente doblarse un poco hacia abajo. A menudo las hojas más bajas son las que más se doblan.

Toxicidad

Los tallos de rayas vibrantes de la cebrina Alocasia pueden ser una advertencia de la naturaleza: la planta es venenosa si es comida por personas o mascotas.

Puede que también te guste:15 Problemas comunes en los hidropónicos (y cómo solucionarlos)

El follaje y otras partes de la planta contienen cristales de oxalato de calcio tóxicos que causan náuseas y vómitos. Las partes de la planta y la savia también pueden causar irritación de la piel y los ojos al contacto.

Una variedad, muchos nombres

La cebrina Alocasia tiene un alto grado de variación natural, hecho que causa cierta consternación en los círculos botánicos. Estas variaciones pueden llevar nombres que suenan oficiales: Alocasia Reticulata Zebrina , A. wenzelii , Alocasia Tigrina , y Alocasia ‘Tigrina Superba’ … pero todas se clasifican formalmente como Alocasia zebrina.

Algunas cebrinas individuales tienen hojas reticuladas, otras muestran diferentes anchos o espesores. Incluso las hojas de una sola planta pueden mostrar variedad. La confusión ha llevado a la proliferación de nombres dados a «cultivares» ad hoc. Aunque varias plantas pueden tener diferencias menores, no se consideran como líneas distintas.

Formalmente, la Alocasia zebrina es la única especie vegetal reconocida de Filipinas con un tallo rayado y una hoja en forma de flecha. Hasta que la investigación descubra variedades únicas de Alocasias de tallo rayado, todas las variantes existen bajo el mismo nombre.

Plagas y enfermedades

Una cebrina Alocasia sana no es particularmente susceptible a las plagas o enfermedades, pero tampoco son inmunes. Las sequías o el exceso de agua pueden hacerlas más vulnerables a las infestaciones.

Los bichos de la comida son probablemente los insectos más comunes de los que hay que cuidarse, pero la planta puede estar sujeta a las típicas infestaciones de táfidos, escamas o ácaros de las plantas de interior.

Revise rutinariamente debajo de las hojas y a lo largo del tallo la actividad sospechosa. No tendrás muchos problemas para detectar una infestación si está lo suficientemente avanzada como para causar amarillamiento o deformación del follaje.

Tratar con jabón insecticida o aceite vegetal ligero. Asegúrese de cubrir la planta completamente. Este tratamiento es suave y no sobrecarga la planta, pero debe entrar en contacto con las plagas para ser efectivo. Repita el proceso cada cinco o diez días hasta que el problema se resuelva. Lea este artículo sobre la identificación y el tratamiento de las plagas comunes de las plantas de interior si tiene problemas.

La humedad crea problemas

El exceso de agua puede desencadenar problemas de hongos, incluyendo la enfermedad de la hoja y la botritis… y, por supuesto, la podredumbre de la raíz. La prevención es el mejor método de control.

El riego adecuado y la buena sanidad son la clave. Cuando se riega, es mejor mojar sólo las raíces y no las hojas. Asegúrate de que haya una circulación de aire adecuada para mantener las hojas secas. Lea más sobre la identificación y el tratamiento de enfermedades comunes de las plantas de interior aquí.

Deja un comentario