Cómo cuidar una planta de peperomia (con fotos)

Las Peperomias son plantas maravillosas para crecer en interiores, ya que tienen tantas características que las convierten en plantas de interior ideales. Con una gran variedad de follaje hermoso, y tolerando una amplia gama de condiciones de crecimiento, son ideales para cualquiera que busque expandir su colección de plantas de interior.

¿Cómo se cuida una planta de peperomia? La mayoría de las plantas de peperomia deben mantenerse bajo la luz solar brillante e indirecta, en temperaturas de entre 65-80 °F. Se deben regar con poca frecuencia una vez que la pulgada superior de la tierra se haya secado, se deben fertilizar mensualmente durante la temporada de crecimiento y se deben colocar en macetas con tierra bien drenada.

Sigue leyendo para aprender todo lo que necesitas saber para mantener las plantas de peperomia felices y saludables.

Sobre las plantas de Peperomia

Las peperomias son originarias de las regiones tropicales y subtropicales del mundo, en particular de América Central. La mayoría son plantas perennes compactas que se cultivan por su follaje ornamental, en lugar de por sus flores, que son bastante poco impresionantes.

Hay una considerable variación en la apariencia de las plantas de peperomia, y esta es una de las cosas realmente interesantes de ellas. Podrías construir una colección bastante grande de plantas de Peperomia, y aún así no hay dos plantas que se parezcan bastante.

Las plantas de Peperomia son normalmente compactas, rara vez crecen más de 12 pulgadas de altura en el interior, lo que las hace ideales para contenedores, balcones o pequeños espacios interiores. Normalmente tienen tallos robustos y muchos tienen hojas carnosas, con características suculentas.

Altura y extensión

Aunque hay tantas especies de plantas de peperomia, todas tienden a ser pequeñas y de crecimiento lento, con la mayoría creciendo no más de 30 cm (1 pie) y sólo unas pocas creciendo hasta 60 cm (2 pies). Hay variedades arbustivas y trepadoras, pero la extensión madura de la mayoría de las peperomias es sólo de aproximadamente 8-12 pulgadas (20-30 cm). Por esta razón, son plantas de interior ideales para espacios pequeños y sólo necesitan ser replantadas con poca frecuencia.

¿Con qué frecuencia se riega una peperomia?

Deberías regar una planta de peperomia una vez que las 1-2 pulgadas superiores de la tierra se secan completamente y luego regar la planta a fondo.

Regar las plantas de peperomia es el punto en el que las cosas suelen ir mal. El riego excesivo es el problema número uno que la gente tiene cuando mantiene las plantas de peperomia en el interior. Muchos de nosotros tenemos la tendencia a matar las plantas de interior con amabilidad al ser demasiado entusiastas con la regadera.

Los signos de riego excesivo de las plantas de peperomia pueden ser tallos podridos, hojas marchitas o amarillentas, una maceta pesada y suelo encharcado.

Normalmente sólo riego mis plantas de peperomia cada 7-10 días, pero siempre me guío por la sequedad del suelo, más que por el tiempo transcurrido desde la última vez que las regaron.

Necesidades de luz de laeperomia

Las plantas de Peperomia se desarrollan mejor con luz solar brillante e indirecta. Un alféizar de ventana orientado al este u oeste es ideal para ellas en la mayoría de las épocas del año. Lo único que hay que tener en cuenta es asegurarse de que no reciban excesiva luz solar directa durante los meses de verano, ya que esto puede causar quemaduras en las hojas.

Si colocas tu planta de peperomia en algún lugar donde no recibe suficiente luz, tenderá a ponerse patosa a medida que se estira hacia la luz disponible. Si esto sucede, puedes podar fácilmente para mantener la apariencia compacta de la planta. Sólo asegúrese de mover la planta a un lugar más apropiado si esto sucede.

Requisitos de humedad de laeperomia

Aunque tienen la reputación de requerir altos niveles de humedad, este no es el caso de la mayoría de las variedades. Muchas peperomias tienen características suculentas en sus hojas, y por lo tanto pueden tolerar bajos niveles de humedad y riegos poco frecuentes. Esto las convierte en una planta de interior ideal, donde los niveles de humedad de muchos espacios interiores son relativamente bajos.

Obviamente, las necesidades de humedad variarán dependiendo de la variedad de planta de peperomia que posea. La mejor guía es mirar las hojas, y cuanto más gruesas y suculentas aparezcan las hojas, menor será el nivel de humedad que la planta tolerará.

¿Qué suelo para las plantas de Peperomia

Teniendo en cuenta que el exceso de riego es uno de los problemas que hay que evitar, una mezcla para macetas bien drenada es esencial para las plantas de peperomia. Una mezcla igual de musgo de turba y perlita o arena gruesa suele ser una buena opción.

También te puede gustar: Enfermedades comunes de las plantas de interior: Identificación y tratamiento

Replantando plantas de Peperomia

La mayoría de las plantas de Peperomia no necesitan ser replantadas con demasiada frecuencia, y normalmente funcionan mejor en macetas que son un poco más pequeñas, así que no dude en mantener su planta de peperomia en su maceta existente, ya que es poco probable que le cause mucho daño.

Por lo general, es una buena idea replantar las plantas de Peperomia cada 2-3 años para evitar que la mezcla de macetas se compacte demasiado, lo que reducirá el drenaje con el tiempo. Puedes replantar tu Peperomia en una maceta de tamaño similar, o una un poco más grande si lo deseas.

Prepare su nueva maceta con una mezcla adecuada como se indica arriba. Añade la mitad de la nueva mezcla para macetas a la maceta y mantén la otra mitad a un lado.

Retire suavemente la Peperomia de su maceta actual y separe con cuidado la mayor cantidad posible de la mezcla vieja de la maceta de alrededor de las raíces. Transfiera cuidadosamente la planta a la nueva maceta y luego empiece a agregar el resto de la mezcla de la maceta alrededor de la planta. Apriete la mezcla de la maceta suavemente alrededor de las raíces, pero no la compacte demasiado. Finalmente, riegue la planta a fondo para asegurar que se asiente bien en su nuevo hogar.

Fertilizante de Peperomia

Las especies de Peperomia tienen necesidades de fertilización muy ligeras y es más probable que tengan problemas si se fertilizan con demasiada frecuencia en comparación con si se fertilizan con muy poca frecuencia. Tiendo a utilizar un fertilizante soluble en agua equilibrado 10-10-10 una vez al mes durante la temporada de crecimiento de mis plantas de peperomia.

Hay que tener bastante cuidado de no fertilizar en exceso las plantas de peperomia, ya que esto puede causar una combinación de problemas que resulten en la toxicidad de algunos nutrientes y en la deficiencia de otros, lo que llevará a su planta a ser muy infeliz.

¿Cómo se poda la peperomia?

No hay necesidad de ser demasiado delicado cuando se trata de podar las plantas de peperomia. Toleran muy bien la poda, así que no te contengas. Una de las razones por las que me encantan las plantas de peperomia es su aspecto delicado y compacto, por lo que suelo ser bastante agresivo en la poda de la mía para mantener su aspecto ornamental.

Aparte de los fines cosméticos, también debe aprovechar la oportunidad para eliminar cualquier crecimiento muerto y las hojas que muestran signos de daño o enfermedad. Detectar el follaje no saludable a tiempo, eliminarlo y evitar la recurrencia del problema es una forma importante de mantener la planta sana.

Cómo propagar la Peperomia

Propagar plantas de Peperomia es realmente fácil, y es una gran manera de ampliar tu colección de plantas o compartir tus encantadoras plantas con amigos y familiares.

Hay dos formas principales de propagar las plantas de peperomia – Esquejes de hojas y esquejes de tallos.

El método que utilice dependerá de la especie de peperomia que tenga y de su preferencia individual. Un punto a tener en cuenta, es que las variedades variadas de peperomia se propagan mejor cortando el tallo, ya que esto mantendrá más confiablemente la variabilidad de la hoja.

Propagación de la Peperomia por cortes de hojas

  • Prepara tu bandeja de propagación o macetas antes de lo previsto. Utiliza una mezcla igual de abono para macetas y perlita.
  • Asegúrate de que tu bandeja de propagación y todo el equipo que utilices estén limpios, e idealmente estériles, ya que la enfermedad fúngica es el mayor problema que puede impedir tu éxito en la propagación de la Peperomia.
  • Cortar una hoja sana de la planta. Puedes quitarla en la base del tallo, o con un pequeño tallo adjunto. Use un par de tijeras afiladas o tijeras de podar estériles para esto.
  • Se pueden usar hojas enteras para la propagación, pero recomiendo cortar la hoja en dos a lo ancho de la hoja.
  • Sumerja los bordes cortados de la hoja en polvo para enraizar. Esto estimulará el crecimiento de nuevas raíces.
  • Haz un pequeño canal en la mezcla para macetas con un cuchillo o una cuchara, para que puedas insertar fácilmente tu hoja cortando 1-2 cm en la mezcla para macetas.
  • Inserte el corte con el borde de la hoja hacia abajo en la tierra y firme la tierra de la maceta alrededor del corte.
  • Regar completamente el medio de la maceta.
  • Cubre los recortes. O bien usa una bandeja de propagación cubierta, o puedes improvisar con el uso de una bolsa de polietileno sobre la parte superior de la maceta de la planta.
  • Debe dejar las plantas de propagación en luz brillante indirecta a temperatura ambiente normal de interior.
  • Quitar la cubierta durante unas horas cada pocos días para evitar la acumulación de humedad excesiva que conlleva un riesgo de enfermedad por hongos.
  • Lo primero que se puede notar, es el desarrollo de nuevas raíces a partir del borde cortado de la hoja. Después de esto, verás un nuevo brote y eventualmente las hojas comienzan a desarrollarse.
  • Una vez que las plantas crecen vibrantemente y han desarrollado varios conjuntos nuevos de hojas, pueden ser plantadas en macetas individuales.
  • No sientas la necesidad de plantar tus nuevas plantas en macetas demasiado rápido, ya que las peperomias tienden a tener estructuras radiculares poco profundas, y no estarán demasiado restringidas en una bandeja de propagación durante algún tiempo.

Puede que también te guste: Cómo deshacerse del moho en el suelo de las plantas de interior.

Propagación de la peperomia por medio de cortes de tallo

Esto se hace idealmente en la primavera cuando el nuevo crecimiento será más vibrante. Aquí hay una guía paso a paso para hacer un corte de tallo para una planta de peperomia.

  • Sigue los mismos pasos de configuración que para los cortes de hojas
  • Cortar un tallo sano de la planta, idealmente con tres pares de hojas. Use un par de tijeras afiladas o tijeras de podar estériles para esto.
  • Quita el par de hojas de abajo, así que hay una corta sección del tallo expuesta.
  • Sumerja el extremo cortado en polvo de raíz.

  • Haz un pequeño agujero en la maceta
  • Inserte el corte y firme la tierra de la maceta alrededor del corte
  • Regar completamente el medio de la maceta.
  • Sigue los pasos restantes como para el corte de hojas

Flores de Peperomia

Las plantas de Peperomia no son realmente conocidas por sus flores, ya que son bastante poco impresionantes, parecidas a una espiga o cola tupida. Algunas especies tienen espigas florales bastante prominentes, mientras que otras apenas se notan. La verdadera atracción de estas plantas es el fantástico follaje, que compensa con creces el deslucido despliegue floral.

¿Son venenosas las plantas de Peperomia?

Afortunadamente las plantas de peperomia son completamente seguras para los humanos y los animales domésticos. No hay peligro para sus mascotas por contacto o ingestión. Aunque estoy seguro de que no tienen un sabor muy agradable, no hay que preocuparse si a su mascota le gusta comer algún mordisco de una hoja aquí y allá.

Igualmente, es tranquilizador para aquellas personas con niños pequeños que pueden colocar con seguridad plantas de peperomia en cualquier lugar de su casa sin preguntarse si hay un riesgo para la salud de sus hijos.

Qué buscar cuando se compra una planta de Peperomia

Cuando se compra una Peperomia, se quiere asegurar que se lleva a casa una planta sana, así que aquí hay algunos consejos prácticos.

En primer lugar, trate de comprar en un vivero o centro de jardinería de renombre. Las plantas de Peperomia son un poco sensibles a las bajas temperaturas, por lo que un transporte o almacenamiento inadecuado podría realmente dañar la planta. Si una planta ha sido sometida recientemente a condiciones inadecuadas, el daño puede haber sido hecho pero puede no ser aún aparente en el aspecto de la planta.

Revisa las hojas para ver si hay manchas negras, amarillamiento, marchitamiento o signos de daño físico. Asegúrate de echar un vistazo tanto al frente como al dorso de las hojas para buscar enfermedades de hongos y plagas.

Puede preguntar al personal de la tienda cuánto tiempo han estado las plantas en stock y en qué condiciones se han mantenido. Cualquier minorista de renombre debería ser capaz de decirle exactamente cómo han sido atendidas, así como el proceso de logística para llevarlas del cultivador a la tienda.

¿Es la Peperomia una suculenta?

Muchas, pero no todas las especies de plantas de peperomia tienen características suculentas. Esto significa que tienen ciertas adaptaciones que les ayudan a almacenar agua o a reducir la pérdida de agua, para ayudarles a hacer frente a los riegos poco frecuentes o a las condiciones áridas.

Las suculentas no son una categoría de plantas estrictamente definida, sino más bien una serie de adaptaciones, que las plantas de múltiples géneros exhibirán. Hay ciertas plantas que se consideran definitivamente suculentas y otras, como muchas peperomias, que exhiben diversos grados de suculencia. Algunos ejemplos de Peperomia con adaptaciones suculentas son Peperomia dolabriformis, Peperomia rotundifolia y Peperomia graveolens.

Puede que también te guste: Cómo fertilizar las orquídeas Phalaenopsis

Problemas comunes con las plantas de Peperomia

¿Por qué se está marchitando mi peperomia?

Las plantas de Peperomia se marchitarán por dos razones principales. La primera es el exceso de agua y la segunda es la falta de agua. La falta de agua parece una causa obvia de marchitamiento, pero el exceso de agua es un poco más sorprendente. La razón de esto es que en ambos escenarios la planta no recibe suficiente agua.

Una planta con poca agua tendrá las hojas arrugadas, secas y marchitas y puede haber puntas crujientes en las hojas. La tierra estará muy seca al tacto y cuando se mete un dedo más abajo, estará seca hasta el fondo. Las raíces simplemente no tienen acceso al agua, por lo que la solución es simplemente regar la planta y controlar los niveles de humedad del suelo.

En el caso del exceso de agua, este es un problema mucho más grave. El exceso de riego puede causar la putrefacción de las raíces, lo que las mata. Si las raíces mueren, la planta también es incapaz de absorber el agua del suelo que está presente en abundancia. Una vez que se siente el suelo, debería ser obvio que el exceso de riego es el problema. Esto necesita atención inmediata, e incluso entonces, puede que no sea capaz de revivir su planta con éxito.

Si el problema no es muy grave, simplemente deja de regar la planta y deja que se seque. Remueva cualquier follaje que esté muy dañado y asegúrese de regar con moderación desde este punto.

Sin embargo, si la planta se está marchitando mucho, deberías replantarla. Primero recorte cualquier follaje muy dañado de la planta. Luego, retire la planta cuidadosamente de la maceta. Intenta separar de las raíces la mayor cantidad posible de tierra húmeda y empapada de agua. Evalúa las raíces y determina cuáles están sanas y cuáles están enfermas de putrefacción de la raíz. Necesitas remover las raíces enfermas con un par de tijeras estériles para prevenir que la raíz se pudra.

Una vez que se hayan eliminado todas las raíces enfermas, replantee la planta en una nueva mezcla para macetas con cantidades iguales de abono para macetas y perlita. Una vez replantada, sólo hay que regar la planta muy ligeramente y dejarla por lo menos una semana antes de volver a regar.

A partir de este punto, guiarse por el tacto del suelo para determinar si es necesario regar. Clave su dedo en la tierra cada pocos días y sólo riegue la planta una vez que las 1-2 pulgadas superiores de la tierra estén completamente secas. Con suerte, su planta vivirá para luchar otro día.

¿Por qué mi Peperomia está dejando caer hojas?

La caída de la hoja puede ser un signo del patrón de crecimiento normal de una planta de peperomia o puede ser un signo de problemas. A medida que una planta de peperomia desarrolla un nuevo follaje, a menudo se desprende de algunas de las hojas más viejas e inferiores, para concentrar la energía en el nuevo follaje. Esto es completamente normal y no hay nada de qué preocuparse.

Sin embargo, si su planta está dejando caer múltiples hojas de diferentes áreas de la planta, puede ser un signo de problemas más importantes. Si acaba de comprar su planta, puede ser una señal de que la planta fue cuidada inadecuadamente en la tienda o en tránsito. Si este es el caso, todo lo que puede hacer es tratar de optimizar el cuidado ahora y esperar que con el tiempo la planta se recupere.

La caída de las hojas también puede ser un signo de exceso de riego, por lo que hay que tenerlo en cuenta y revisar el suelo regularmente para evaluar cuándo es necesario regar.

Aunque no es muy propensa a las enfermedades, la caída de las hojas puede ser un signo de infestación o enfermedad, así que tómese el tiempo de examinar cuidadosamente el frente y el dorso de las hojas de su planta. Si identifica algún problema, debe tratarlo rápidamente. Discutiré cómo identificar y arreglar las enfermedades y plagas más adelante en este artículo.

Puede que también te guste:21 Hermosas plantas de ventanas orientadas al norte (con fotos)

¿Qué causa que una peperomia tenga hojas amarillas?

Las causas de que una planta de peperomia tenga hojas amarillas son múltiples, entre ellas el riego inadecuado, el exceso de luz solar o como reacción a un cambio repentino de posición o temperatura.

Una de las principales causas del amarillamiento de las hojas de tu planta de peperomia es el exceso de luz solar. Mientras que las plantas de peperomia lo hacen con luz solar brillante e indirecta, no reaccionan bien a la luz solar directa y prolongada. En su hábitat natural, las plantas de peperomia se encuentran bajo el dosel de los bosques tropicales y subtropicales, por lo que no reciben mucha luz solar directa, aunque les gustan los ambientes cálidos.

El amarillamiento de las hojas debido a la excesiva luz solar directa puede tomar varias formas. Las hojas pueden aparecer generalmente descoloridas, con un amarillamiento homogéneo de las hojas. A veces puede haber manchas quemadas en las hojas, especialmente en las puntas y bordes de las mismas.

Es muy importante pensar en esto como una causa potencial. Debería ser bastante obvio y fácil de arreglar. Si notas que tu planta de peperomia recibe mucha luz solar directa durante el día, o si la tienes colocada cerca de una ventana orientada al sur, es hora de moverla a un lugar alternativo.

La otra causa realmente importante de las hojas amarillentas, es el exceso de riego, que como ya sabes, es el mayor problema para el cuidado de la peperomia en general. Utilice los métodos que hablamos anteriormente para determinar si su planta está siendo regada en exceso o en defecto y corrija esto según sea apropiado.

¿Por qué se curvan mis hojas de peperomia?

Esto es un poco más inusual, pero suele ser causado por bichos o por la deficiencia de nutrientes. Primero inspeccione su planta para comprobar si hay infestaciones, en particular compras harinosas, que aparecerán como masas blancas de algodón en el envés de las hojas o en los tallos. Si encuentra algún insecto, puede usar un jabón insecticida para tratar de erradicar estas plagas.

Alternativamente, si tus hojas y tallos se ven bien, deberías pensar en los nutrientes. La deficiencia de calcio es una causa conocida del rizado de las hojas en las plantas de peperomia. Esto puede ser causado por el exceso de agua en un medio de crecimiento ácido como la turba. La alta acidez reduce la disponibilidad de calcio en el suelo, impidiendo que la planta lo absorba.

Alternativamente, la aplicación de nitrógeno o fósforo excesivo a su peperomia puede impedir que la planta absorba el calcio y, por lo tanto, presentar el característico rizado de las hojas de la deficiencia de calcio.

¿Por qué se está muriendo mi peperomia?

Si no estás muy seguro de por qué tu planta de peperomia se está muriendo, piensa en el agua y la luz. Si se toman estos elementos de cuidado de la peperomia correctamente, se está en el camino de mantener la planta viva.

Sin embargo, no te sientas muy mal si tu planta muere. Todos estamos aprendiendo y ciertamente he matado mi parte justa de plantas por una gran cantidad de razones. Sólo aprende lo que puedas de esta planta y ve a comprar otra e intentarlo de nuevo. Hay un conocido dicho que dice que «el experto ha fallado más veces de las que el principiante ha intentado». El fracaso es parte del proceso de aprendizaje.

Enfermedades de Peperomia

Las plantas de Peperomia tienden a ser bastante resistentes a las enfermedades, pero hay algunas enfermedades bacterianas y fúngicas que hay que tener en cuenta.

La enfermedad más común que aflige a las plantas de peperomia es el Pythium, que causa la putrefacción del tallo y la raíz. Esta es probablemente la enfermedad más seria que la peperomia encuentra y puede causar muy rápidamente la muerte de una planta previamente sana.

El pitio es una infección micótica oportunista que prospera en las condiciones anaeróbicas de los suelos encharcados. Por eso es tan importante evitar la peperomia por exceso de agua.

El Pythium puede estar en una etapa bastante avanzada antes de que se desarrollen los síntomas, ya que generalmente comienza en las raíces de la planta. Se pueden notar manchas negras o edematosas que se forman en los tallos de la planta, pero en esta etapa, a menudo es demasiado tarde. El primer signo de un problema es normalmente la planta que se cae, se marchita o simplemente parece bastante infeliz.

Se puede identificar el Pythium detectando el suelo encharcado y luego inspeccionando las raíces. Las raíces afectadas serán empapadas y delicadas y deben ser removidas si la planta quiere sobrevivir. Podar agresivamente las partes afectadas de las raíces y la planta y replantar con una nueva mezcla de maceta y jardinera es la mejor esperanza de rescatar la planta.

Puede que también te guste:Click And Grow vs Aerogarden – Comparación de Smart Garden

¿Qué causa que mi peperomia tenga manchas negras en las hojas?

Las manchas negras o marrones en las hojas de una planta de Peperomia es algo a lo que se debe prestar atención inmediata. El problema más probable son las enfermedades infecciosas de las manchas de las hojas, como la mancha de la hoja de la Cercospora, la mancha de la hoja de la Phyllosticta o la mancha de la hoja de la Rhizoctonia.

El remedio es aislar inmediatamente la planta de otras plantas de la zona y eliminar las partes infectadas de la planta. Es mejor quitar las hojas enteras y podar la planta de forma bastante agresiva para asegurar que todas las áreas de la enfermedad sean eliminadas. Asegúrese de usar tijeras o tijeras de podar estériles para eliminar el follaje enfermo.

Plagas de Peperomia

La Peperomia es bastante resistente a las plagas, pero todavía puede ser comúnmente afectada por los mosquitos de los hongos, los ácaros y las cochinillas.

Los mosquitos de los hongos son pequeñas moscas negras y se notarán en el suelo. El daño a la planta lo hacen las larvas, que se alimentan de las raíces de la planta. Los adultos no dañan directamente la planta.

Reducir el riego y cubrir la mezcla con arena debería ayudar a controlarlos. Alternativamente, añadir una pequeña cantidad de polvo de canela en la parte superior de la tierra es una gran opción y funciona bien.

Las cochinillas se detectan como masas blancas en las superficies inferiores de las hojas y en las raíces. El moho también está presente junto a las cochinillas. Las plantas infectadas tendrán su crecimiento atrofiado. El tratamiento debe ser con un jabón insecticida o un spray o se puede probar con aceite de neem.

Los ácaros suelen ser muy pequeños y pueden pasar desapercibidos durante mucho tiempo, a menudo hasta que ya se ha producido un daño significativo en su planta. Los ácaros pueden causar áreas necróticas en las hojas y el retraso en el crecimiento de las nuevas. El control debe hacerse con la cobertura total de la planta con un jabón pesticida o un spray.

Especies de Peperomia

Con docenas de especies de Peperomia cultivadas como plantas de interior, sólo estoy arañando la superficie, pero aquí están algunas de las especies más populares.

Peperomia argyreia y Peperomia sandersii – La Peperomia sandía es una variedad muy popular debido a las características distintivas del follaje, que se asemeja al aspecto de una sandía. Tienen hojas verde oscuro y rayas plateadas que se desplazan desde el centro de las hojas en líneas curvas hacia las puntas de las hojas. Las hojas están sostenidas por peciolos individuales, que a menudo son de color rojizo.

Peperomia caperata – La Peperomia esmeralda de ondulación tiene un aspecto de roseta en su follaje y hojas de color verde muy oscuro, rojo o púrpura. Las hojas tienen profundos pliegues a lo largo de su longitud, haciendo que las hojas se vean profundamente texturadas, como si estuvieran arrugadas. Esta tiende a ser una especie de peperomia particularmente compacta, ideal para crecer en un contenedor de ventana o en un terrario. Una de mis especies de peperomia favoritas que yo recomendaría.

Peperomia obtusifolia (planta de goma bebé o cara de pimiento) – La Peperomia obtusifolia es una planta perenne de hoja perenne con un hábito de crecimiento erguido. Tiene hojas ovaladas de color verde oscuro, suculentas, y crece hasta aproximadamente 2 pies de altura. Hay múltiples cultivares populares incluyendo Peperomia obtusifolia `Mármol’, Peperomia obtusifolia `Minima’ y Peperomia obtusifolia `Variegata’

Peperomia scandens (Peperomia de Cupido o Peperomia de Falso Filodendro) – Esta es una variedad de peperomia de bajo crecimiento y arrastre. Tiene hojas de color verde claro, en forma de corazón, con un fino borde blanco o amarillo pálido. Una muy buena opción para derramar por el lado de una maceta o para colgarla de una cesta colgante.

Peperomia nivalis – Se trata de una especie de peperomia diminuta y rastrera, que tiene características suculentas pronunciadas. Tiene hojas gruesas, de color verde claro y carnosas, que tienen una forma plegada inusual. Esta es una característica que está presente en varias especies de peperomia, incluida la Peperomia graveolens, en la que el envés de la hoja es de color rojo y se curva hacia arriba, creando un aspecto rayado.

Deja un comentario