Cuidado de la planta de cebra – Cómo cultivar Aphelandra Squarrosa

La planta cebra, también conocida como Aphelandra squarrosa, es un arbusto de hoja perenne, que constituye una atractiva planta de interior debido a su follaje siempre verde y su llamativo aspecto abigarrado. Se encuentra nativamente en las selvas tropicales de América Central y del Sur, donde prospera en las condiciones húmedas y mojadas.

Algunas de sus características reconocibles incluyen hojas verde esmeralda oscuro, marcas blancas a lo largo de las venas y una corona de densas brácteas florales de color amarillo azafrán. Estas brácteas florales le han dado a esta planta el nombre alternativo de Espiga de Azafrán, y sus muchas características únicas la convierten en una planta ornamental perfecta para exhibir en su hogar.

Aunque es una planta de interior bastante temperamental, con tendencia a dejar caer sus hojas cuando no se trata correctamente, creo que unas instrucciones adecuadas para el cuidado de la planta de cebra pueden evitar cualquier problema importante, y el esfuerzo vale la pena. Este artículo te dirá exactamente qué hacer para que tu cebra siga prosperando y tenga un aspecto estupendo.

¿De qué tamaño son las plantas de cebra (Aphelandra Squarrosa)?

Las plantas de cebra pueden crecer hasta 6 pies de alto y 5 pies de ancho en su ambiente natural, pero cuando se cultivan en interiores, esta especie típicamente sólo alcanza una altura de 1 a 2 pies. Las hojas individuales tienen forma ovalada y pueden crecer hasta 9 pulgadas de largo y 2 pulgadas de ancho, mientras que la bráctea floral de color amarillo azafrán puede crecer hasta 8 pulgadas de alto y 2-3 pulgadas de ancho.

El tiempo que tarda la planta de cebra en alcanzar su tamaño máximo varía mucho dependiendo de las condiciones a las que se expone.

Requisitos de luz de la planta cebra

El buen cuidado de las plantas de cebra requiere una luz brillante y deben ser colocadas en un área bien iluminada que reciba luz indirecta o filtrada.

Nunca exponga una planta de cebra a la luz directa del sol y siempre protéjala del sol caliente de la tarde porque demasiado sol directo resultará en el quemado de las hojas. La luz brillante es preferible en los meses de primavera y verano, mientras que la luz moderada es mejor en los meses de otoño e invierno.

Cómo regar una planta de cebra (Aphelandra Squarrosa)

La planta cebra puede ser bastante temperamental y requiere más atención al riego que la mayoría de las plantas. Aphelandra squarrosa no tolerará un suelo excesivamente húmedo o seco, por lo que deberá asegurarse de que su riego mantenga el suelo, húmedo pero no excesivamente mojado. Un poco de agua de forma frecuente es definitivamente la mejor opción para la planta cebra.

Si el suelo se seca, las hojas de la planta se caerán muy rápidamente. Si se deja sin agua durante un tiempo prolongado, las hojas empezarán a caer. Si ves que las hojas de tu cebra se caen, asegúrate de regarla inmediatamente, o intenta identificar cualquier otra causa de estrés para la planta. Una vez que reciba agua de nuevo, rebotará de nuevo, ya que no ha pasado mucho tiempo sin agua.

Debido a su naturaleza temperamental, recomendaría usar agua tibia para regar Aphelandra Squarrosa. El agua también debería ser idealmente agua blanda, por lo que si usted vive en una zona de agua dura, puede pensar en usar agua de lluvia para regar su planta de cebra, que tendrá un nivel más bajo de minerales disueltos. Cualquier cosa que minimice el estrés de la cebra mejorará tu éxito en el crecimiento de esta planta.

Puede que también le guste:Cómo cuidar la palma de Kentia (Howea Forsteriana)

¿Qué suelo necesita una planta de cebra?

Las plantas de cebra prosperan en una tierra para macetas rica y bien drenada y con una buena cantidad de musgo de turba. Las plantas de cebra crecen mejor en un suelo que tiene un alto contenido de materia orgánica, pero que drena bien. En la práctica, una buena estrategia es mezclar 50-60% de turba, con partes iguales de tierra para macetas y perlita o arena gruesa. Otra estrategia para aumentar el drenaje es agregar algunas piedras al fondo de la maceta, ya que esto ayudará a que el agua drene lejos de la tierra y salga de la maceta.

¿Qué fertilizante debo usar para las plantas de cebra?

Se debe utilizar un fertilizante soluble en agua bien equilibrado cada dos o cuatro semanas durante los meses más cálidos del año y no se debe utilizar ningún fertilizante durante los meses más fríos.

Requisitos de humedad

Para que esta planta prospere, debe ser colocada en un ambiente húmedo, con niveles de humedad ideales superiores al 60%. Como las plantas de cebra provienen originalmente de los bosques atlánticos de Sudamérica, es importante imitar esas condiciones lo más fielmente posible.

La mayoría de los entornos domésticos tendrán naturalmente niveles de humedad más bajos que esto, por lo que generalmente es una buena idea aumentar manualmente los niveles de humedad alrededor de la planta.

Esta humedad superior a la media puede lograrse colocando un pequeño humidificador cerca de la planta, colocando la maceta en una bandeja de goteo de base ancha parcialmente llena de agua, nebulizando la planta con frecuencia o colocando la planta con otras plantas de interior, lo que aumentará los niveles de humedad local.

¿Qué temperatura es la mejor para una planta de cebra?

Así como las plantas de cebra prosperan en ambientes húmedos, también prosperan en temperaturas más cálidas. Durante el período de crecimiento activo de la planta, una temperatura de 65-75 °F es ideal. Durante el período de descanso invernal de la planta, se prefiere una temperatura más fresca, pero no debe bajar de 50 °F. En general, es importante asegurarse de que la planta de cebra no esté expuesta a temperaturas inferiores a 60 °F durante un período de tiempo prolongado, ya que es probable que esto provoque la caída de las hojas debido al excesivo estrés que se ejerce sobre la planta.

Flores de plantas de cebra

La flor de la planta Cebra, una magnífica flor amarilla, es una de sus características más distinguibles y se dice que se parece a una bromelia o una piña. Las flores suelen aparecer a finales de verano y durante todo el otoño.

Mientras que las flores en sí sólo durarán unos días, las brácteas permanecerán intactas durante aproximadamente 6 semanas. Después de ese tiempo, es importante cortar la corona amarilla de azafrán inmediatamente y preparar la planta para una segunda floración. Aunque nunca se garantiza una nueva floración, esto al menos le dará a la planta una oportunidad razonable de producir una segunda y hermosa flor.

Poda

Con el tiempo, la planta de cebra puede llegar a tener patas y tallos y por lo tanto requerirá una poda para recortar las hojas muertas y quitarlas. Cuando la cebra esté floreciendo, quita las flores al morir y poda los tallos y las hojas tan pronto como la bráctea empiece a morir. La razón de hacerlo es fomentar una planta más tupida para posibles futuras floraciones y evitar que la planta se extienda tanto como sea posible.

Propagación

Durante la primavera, es posible propagar plantas de cebra tanto de esquejes de punta como de esquejes de tallo. Para ello, se cortan de 2 a 3 pulgadas de la punta o de los brotes laterales y se plantan los respectivos esquejes en una mezcla separada que es adecuada para las plantas maduras de esta especie.

Añade mucha humedad al suelo y colócalo en un área húmeda que reciba luz brillante filtrada y que tenga una temperatura de unos 75 °F. Dentro de 6 a 8 semanas, debería haber un nuevo crecimiento y a veces los esquejes se desarrollarán mejor que la planta original.

Consejos para plantar plantas de cebra

Las plantas de cebra son grandes plantas de interior, así como plantas de patio y porche, y son ideales para macetas y contenedores. Como esta planta crece en posición vertical, es mejor plantarlas en macetas más altas que anchas. Dicho esto, las plantas de cebra también pueden ser extremadamente difíciles de criar y por lo tanto requieren un cuidado especial.

Los consejos para plantar incluyen rotar la maceta con frecuencia para asegurar que la planta no comience a inclinarse hacia la luz a medida que crece, nebulizar la planta con frecuencia para aumentar la humedad, y pellizcar las puntas de la planta para hacerla menos patosa y más tupida.

Replantando plantas de cebra

Cada año, típicamente durante la primavera, las plantas de cebra deben ser replantadas en una mezcla fresca de tierra de macetas para iniciar una nueva ola de floración. Evite una maceta que dé a la planta de cebra demasiado espacio, ya que lo hacen mejor cuando las raíces se mantienen bastante compactas. Si su cebra ha estado particularmente atestada, opte por una maceta sólo un poco más grande.

Al replantar la planta de cebra, retire la vieja mezcla para macetas de las raíces de la planta tanto como sea posible, teniendo cuidado de no dañar las raíces de la planta en el proceso.

Dependiendo del tamaño de la planta que se intenta cultivar, a menudo es una buena estrategia podar una planta de cebra a un solo par de hojas sanas antes de replantar. Esto tiende a estimular el nuevo crecimiento, mantiene la planta más compacta y con forma, y a menudo resulta en el crecimiento de varios brotes principales, lo que dará lugar a un mayor número de flores atractivas más adelante en el año.

Puede que también te guste: ¿Cuál es la mejor agua para las plantas de interior?

Variedades de Aphelandra Squarrosa

Hay varias variedades de la Aphelandra squarrosa.

Tanto la Aphelandra squarrosa Louisae como la Aphelandra squarrosa Brockfeld son versiones más compactas de la especie primaria.

La Aphelandra squarrosa Dania tiene hojas de color ligeramente plateado y también se sabe que es la variedad más difícil de hacer florecer.

La Aphelandra squarrosa Frintz Prinsler es conocida por tener una apariencia llamativa que se atribuye a su hermoso follaje y a un contraste de colores extremadamente agudo.

Finalmente, el Apolo Aphelandra squarrosa presume de una dramática veneración blanca mientras que el Apolo Aphelandra squarrosa Rojo ofrece un toque de rojo en su tallo y en el envés de sus hojas.

¿A qué enfermedades y plagas es propensa la planta cebra?

Las plantas de cebra no son inmunes a las enfermedades ni a las plagas y, en caso de que surjan tales problemas, esta especie requiere la atención y el cuidado adecuados para evitar posibles problemas. Aunque la alta humedad que tanto le gusta a las cebras mantiene alejadas a muchas plagas, también puede provocar una variedad de problemas de hongos.

Demasiada luz puede causar hojas arrugadas y rizadas, mientras que un suelo demasiado seco puede hacer que las puntas de crecimiento se marchiten.

En cuanto a las plagas, la infestación de la mosca blanca es un problema común en las plantas de cebra, lo que resulta en pequeñas manchas amarillas en las hojas de las plantas.

Otro problema de infestación es el de los mosquitos de hongos, que debilitan la planta de cebra y frenan su crecimiento drásticamente.

Las cochinillas, o plagas chupadoras de plantas, son otro problema que da lugar a racimos blancos en los tallos de la planta cebra.

De manera similar, los áfidos son insectos chupadores de savia que se alimentan del envés de las hojas viejas y nuevas. Para librar a una planta de cebra de tales plagas, utilice un bastoncillo de algodón empapado en alcohol para limpiar a las criaturas, luego rocíe las hojas con agua y trátelas con un insecticida sistémico.

¿Son tóxicas las plantas de cebra?

La planta de cebra es segura para los hogares con niños pequeños y no es tóxica para los gatos, perros u otros animales. Aunque no se dice que la planta sea venenosa para estas criaturas, las personas con alergias o piel sensible han informado de una ligera irritación de la piel por la savia producida por las plantas de cebra. Por lo tanto, es una buena idea usar guantes cuando se manipula la planta o se recortan sus hojas muertas.

Preguntas frecuentes sobre el cuidado de la planta de cebra

¿Cómo puedo salvar mi planta de cebra moribunda?

Debido a la naturaleza temperamental de estas plantas y el cuidado que se requiere para que prosperen, no es raro que las plantas de cebra comiencen a verse mal. Los culpables más probables son la falta de luz o demasiada luz directa, demasiada o no suficiente humedad, o muy poca humedad. Las plagas también deben ser consideradas, así que asegúrese de examinar su planta cuidadosamente.

La mejor manera de salvar una planta de cebra moribunda es evitar esta situación en primer lugar. Para cualquiera que tenga una planta de cebra, mi consejo sería estar muy atento durante las primeras 4-6 semanas, respondiendo rápidamente a cualquier signo de estrés o de mala salud de la planta. De esta manera, aprenderá muy rápidamente cómo mantener su planta feliz, y esto le permitirá mantener la planta en buena salud durante mucho tiempo.

También te puede gustar: ¿Por qué se está muriendo mi palmera de interior? (Y cómo arreglarlo)

¿Por qué no puedo hacer florecer mi planta de cebra?

Las plantas de cebra no son las plantas más fáciles de conseguir para florecer y en realidad no florecen muy a menudo. Dicho esto, se puede fomentar el florecimiento aumentando la cantidad de luz que la planta recibe a lo largo del día, asegurándose de que se cumplan las condiciones adecuadas de temperatura y humedad, y eliminando las flores muertas de la corona actual.

¿Cuánto tiempo vivirá mi planta de cebra?

Se dice que las plantas de cebra son perennes, lo que significa que pueden vivir durante muchos años, sin embargo, estas plantas requieren mucho amor y cuidado para vivir una vida tan larga y saludable. Con la propagación, las plantas cebra pueden hipotéticamente vivir para siempre.

Deja un comentario