Cuidado del Escudo Persa – Cómo cultivar el Strobilanthes Dyerianus

Las flores no son la única forma de tener un color impresionante en tu jardín o en tu casa. El llamativo escudo persa ( Strobilanthes dyerianus ) tiene un follaje púrpura iridiscente que dura toda la temporada. Dentro o fuera, funciona como un acento brillante o como un impresionante centro de mesa para dar a cualquier escenario un exótico ambiente tropical.

¿Cómo se cultivan los escudos persas? Planta el escudo persa en la sombra parcial y el suelo rico y húmedo. Prefiere el calor y la humedad, pero puede soportar algo de frío, y es resistente a las enfermedades y las plagas. Necesita invernar y se desvanece después de unas pocas estaciones, pero crece rápidamente y se propaga fácilmente.

El Escudo Persa es perenne en climas cálidos y es una excelente planta de interior durante todo el año. Es exigente con su luz y necesita algo de atención para verse bien… explicaremos todo eso a continuación. En general, es una planta fácil de mantener que hará que la gente hable.

Panorama del escudo persa

El follaje brillante del Escudo Persa ofrece la vivacidad de las flores… y no hay que esperar a que florezcan. Requiere mucha humedad y sombra parcial, pero por lo demás no es quisquilloso. Se ven muy bien en los bordes exteriores o como un telón de fondo salpicado, y también son excelentes plantas de interior.

La planta puede producir flores violetas de temporada fría, pero el follaje es sin duda su punto culminante. Las hojas con punta tienen un brillo metálico sobre una base verde oscura con una capa púrpura y plateada vívida; debajo son lavanda cálida.

Los estrobilanthes crecen rápidamente en condiciones cálidas y húmedas. En el exterior pueden llegar a medir 1,5 metros de altura y ser casi tan anchos, pero permanecen más pequeños como las plantas de interior en maceta.

Aunque es más tolerante a las temperaturas frescas que muchos trópicos -pueden pasar el invierno al aire libre en zonas templadas- tendrá que llevar plantas de interior antes de que empiecen las heladas. Si les das mucha luz y humedad en el interior, le darán a tu casa una continua muestra de color.

Necesidades de cuidado del escudo persa

  • Nombre científico: Strobilanthes dyerianus
  • Nombre común: Planta de Escudo Persa
  • Origen: Myanmar
  • Requisitos de luz: Luz brillante indirecta. Puede tolerar algo de luz solar directa, especialmente en interiores.
  • Riego: Mantener la tierra uniformemente húmeda. Regar una vez que la superficie del suelo comience a secarse. Se marchitará significativamente si se riega.
  • Suelo: Mezcla para macetas comerciales bien drenada.
  • La temperatura: 60-75°F (16-24°C) es ideal.
  • Fertilizante: Fertilizante cada 3-4 semanas durante la temporada de crecimiento con un fertilizante balanceado a la mitad de su fuerza.
  • Humedad: Prefiero una humedad superior al 40%.
  • Poda: Pode regularmente durante la temporada de crecimiento para mantener el crecimiento compacto.
  • Propagación: La propagación de la hoja funciona bien, pero necesita una estrecha supervisión.

  • Re-Potting: Replantar cada 1-2 años. Aumentar el tamaño de la maceta si hay signos de que se ha enraizado.
  • Enfermedades y plagas: Muy resistente a las plagas y enfermedades cuando crece activamente.

    Toxicidad: No tóxico. Seguro para los humanos y las mascotas.

También te puede gustar: ¿Por qué se está muriendo mi palmera de interior? (Y cómo arreglarlo)

Características de Strobilanthes Dyerianus

El Escudo Persa es una planta perenne de rápido crecimiento y tallo blando de la familia de las Acanthaceae. El hábitat original de la planta es la sombra brillante y filtrada del dosel del bosque en su Myanmar natal, que crece en un rico suelo orgánico en condiciones tropicales cálidas y húmedas.

Su nombre común se refiere a las hojas anchas de brillo metálico que tienen forma de escudo. Las hojas crecen de 4 a 8 pulgadas de largo y están ligeramente dentadas con venas verdes y tonos tanto púrpura como plateados en la superficie superior.

La planta se puede encontrar en los viveros, pero no es muy común. No hay variaciones de esta hermosa planta.

Al aire libre lo hace mejor en el sol de la mañana o de la tarde con sombra en el calor del día. El sol directo desvanecerá el púrpura en un gris plateado (aunque el brillo permanece). En el interior, necesita una ventana soleada o una luz artificial sustancial.

A los escudos persas les gusta el suelo orgánico rico y bien drenado que se mantiene húmedo: se marchitan rápidamente en condiciones secas. Necesitan la humedad para verse bien. He escrito anteriormente sobre las mejores maneras de aumentar la humedad para sus plantas de interior.

Son fáciles de mantener tupidas y compactas con la poda básica. Los tallos se vuelven leñosos y el color de las hojas se desvanece con la edad, pero se propagan fácilmente a partir de los esquejes.

El escudo persa requiere luz brillante

Al Escudo Persa le gusta la luz brillante indirecta pero le va bien en una serie de condiciones.

En el exterior, los lugares del sur necesitan la protección de la sombra parcial o la luz moteada: demasiado sol desvanece el color púrpura profundo en un tono plateado. Tomarán un poco de sol completo a medida que se mueva hacia el norte; si tiene dudas, elija un lugar más sombreado. Una zona que recibe pleno sol por la mañana y una ligera sombra por la tarde suele funcionar bien.

A un escudo persa de interior le gusta una ventana soleada, pero manténgalo alejado de la luz solar directa y caliente. Una luz creciente puede complementar la intensidad. Puedes medir si la luz es suficiente observando cuán compacta permanece la planta. Gire su maceta para evitar que se estire.

Cómo regar las plantas del escudo persa

A Strobilanthes le gusta mucha humedad tanto en el aire como en el suelo… aún así, para evitar plagas y enfermedades, es mejor dejar que la parte superior del suelo se seque entre riegos.

La planta le enseñará el programa de riego correcto: se cae cuando tiene sed. Se colapsará en un montón si esperas demasiado tiempo, pero volverá si la coges a tiempo. El siguiente video a intervalos regulares le muestra lo dramática que puede ser su recuperación.

Puede que también te guste: ¿Por qué se están partiendo mis hojas de orquídea?

No es una buena idea dejar que esto suceda siempre, por supuesto, pero observar los signos de marchitamiento te ayuda a encontrar un horario para mantener la planta adecuadamente húmeda.

La mejor manera de regar un Escudo Persa en maceta es poner un platillo debajo y verter agua sobre la capa superior del suelo. Asegúrate de que el agua atraviese y sature el medio. Usar agua desclorada a temperatura ambiente y evitar que caiga sobre las hojas.

El mantillo exterior ayuda a mantener el suelo uniformemente húmedo, aunque no lo necesitarás en el interior. Te encontrarás regando bastante en tiempo caluroso, pero reduce la cantidad en el invierno. Dentro o fuera, descansan durante la estación fría y esperan un suelo más seco.

Tierra rica y friable

A Strobilanthes le gusta vivir en tierra orgánica cultivable, y no es difícil hacerlos felices. Una buena mezcla comercial para macetas sirve para los contenedores. Les gusta un rango de pH de 5.5 a 7.5.

El medio ideal retiene la humedad pero drena bien. Si tu mezcla es un poco pesada, considera añadir abono, musgo de turba o vermiculita para darle la textura elástica adecuada. Asegúrate de que su maceta también tenga suficientes agujeros de drenaje.

Si se planta al aire libre, el abono y el moho de las hojas son las enmiendas más adecuadas y asequibles. Presta atención al drenaje. Les gusta el lecho húmedo pero no tolerarán el empapamiento por mucho tiempo.

Necesidades de temperatura del escudo persa

El Escudo Persa es una tierna perenne que prospera en nuestras cómodas temperaturas en el interior. Lo hacen mejor entre 16 y 24°C, pero pueden encogerse de hombros en cortos periodos de tiempo por debajo de este rango. Tienden a ponerse de piernas en climas más cálidos.

Afuera, son resistentes en las zonas 10 y superiores del USDA, aunque informes anecdóticos afirman que el Strobilanthes se está volviendo perenne en las zonas 8 y 9. Pueden morir después de una leve helada y recuperarse en la primavera, pero demasiado frío los atrofiará. Planee pasar el invierno en el interior, o reiniciarlo, si sus inviernos son duros.

Las plantas en maceta deben ser llevadas al interior cuando las temperaturas empiezan a bajar, mucho antes de la amenaza de heladas.

Fertilización equilibrada de luz

El suelo orgánico rico proporciona una base de nutrientes para los escudos persas tanto en el exterior como en maceta, así que no te saltes eso. La fertilización no compensará el suelo pobre: responden mejor a un régimen de luz.

Algunos propietarios utilizan un fertilizante de liberación lenta cada trimestre durante la estación cálida, lo que funciona mejor en los entornos al aire libre, donde las raíces tienen más alcance.

Los especímenes en maceta necesitan un suave impulso de fertilización más que las plantas de exterior, y prosperan con un programa de alimentación de 2-3 semanas desde la primavera hasta el otoño.

Utilice un líquido equilibrado o un fertilizante soluble en agua compuesto por la mitad de la fuerza recomendada, y aplíquelo cuando riegue para evitar la quemadura de la raíz. Una fórmula equilibrada es mejor para promover el crecimiento de la raíz y el color de la hoja.

Puede que también te guste: Cómo cuidar de Calathea Warscewiczii
Reducir la alimentación a finales de otoño, y esperar completamente durante los meses de invierno. Los escudos persas descansan naturalmente durante el clima fresco, así que el fertilizante extra se acumulará en el suelo.

Requisitos de humedad del escudo persa

A los escudos persas les encanta la humedad, pero no son tan difíciles de complacer como a muchos tropicales. Les va bien con un 40% de humedad (aunque más alto es aún mejor). Si la humedad es demasiado baja, sus hojas se vuelven crujientes, así que calibre en consecuencia.

El riego adecuado en un suelo bien abigarrado satisface a las plantas de exterior, pero en el interior el reto tampoco es tan grande. Siempre obtendrás grandes resultados con un humidificador de habitaciones, pero los Shields suelen estar satisfechos con una simple bandeja de agua.

Ponga una capa de guijarros en un platillo un poco más grande que su olla, y llénelo de agua para que las rocas estén justo encima de la superficie. Coloca el recipiente sobre las piedras. Esto mantiene la tierra y las raíces de la maceta fuera del agua, ya que la evaporación eleva la humedad en el aire local.

Por cierto, la nebulización no es muy útil para estas plantas: se disipa antes de marcar la diferencia y puede decolorar las hojas si las gotitas son demasiado grandes, demasiado frías o contienen contaminantes.

¿Floreció el escudo persa?

El escudo persa se cultiva por su follaje real, pero también tiene pequeñas flores. Estas flores violetas en forma de cono dan lugar a su nombre menos común, la Bermuda Conehead.

Lo mejor de sus flores es que llegan con tiempo fresco. No es tanto una oleada de color como una novedad de invierno, pero son bienvenidas… cuando aparecen.

Su follaje puede permanecer hermoso en condiciones menos que ideales, pero estas plantas sólo florecen cuando son cálidas y exuberantes: puede que nunca veas flores. Algunos propietarios cortan las espigas de las flores, como en el caso de Coleus, pero no lo hacen. Las pequeñas hojas y flores son un presagio del vigor de la próxima temporada.

Poda Strobilanthes dyerianus

Una maceta bien llena de Strobilanthes es una vista hermosa, pero la planta no coopera sin ayuda de la poda. Es fácil de hacer… el único truco es el tiempo. La poda se hace mejor mientras la planta está activa, bueno, puede hacerse en cualquier momento, pero el tallo puede morir si se corta durante su estado de inactividad.

Cortar las puntas de crecimiento durante la primavera y el verano fomenta la ramificación lateral y crea una planta más tupida. Recorta el tallo en un ángulo justo por encima de una hoja.

Una excepción a la regla de la única estación de crecimiento es el recorte al final del invierno. Si los podas a un pie de altura, dejando algo de follaje para la recuperación, se repondrán audazmente con la próxima primavera.

A veces un escudo persa más viejo o con raíces resistirá sus esfuerzos de poda e insistirá en el crecimiento de las piernas. En lugar de imponer medidas drásticas, considere replantar o empezar de nuevo con esquejes de hojas.

Puede que también te guste: Cómo cuidar una planta de oración – Maranta (Con fotos)

Propagar el escudo persa es fácil pero requiere atención

Hay dos razones para propagar regularmente los escudos persas: reemplazar las plantas viejas que crecen leñosas y descoloridas, y cultivar esquejes para una nueva temporada.

Aunque no es muy difícil de propagar, el Strobilanthes necesita ayuda para empezar. La propagación de la hoja es el método estándar.

Aquí está cómo:

– Toma una punta de tallo que corta de dos a cinco pulgadas de largo.

– Lavar la sección con cuidado para eliminar las plagas que hacen autostop. Quita las hojas inferiores.

– Insertar en agua acondicionada, a temperatura ambiente. Cambie el agua cada 24-48 horas.

– Una vez que el corte tenga un pequeño conjunto de raíces, colóquelo en una mezcla ligera para macetas. Sus raíces se desarrollan mejor en la tierra.

– Agua ligeramente. Ponga el recipiente en una bolsa de plástico transparente bajo una buena luz indirecta.

– Quita el corte de la bolsa una hora cada día, es un dolor, pero ayuda a evitar que se amolden. Opcional: Si tienes problemas, considera usar una alfombra térmica para acelerar el crecimiento de las raíces.

– Después de tres a cinco semanas, retire la bolsa de plástico. Mantén la tierra extra húmeda por un par de días y luego trátala como una planta madura.

El éxito depende del alto calor y la humedad, la buena luz, y su capacidad para evitar que se pudran.

Pro Tip: Haz muchas hojas a la vez: siempre puedes regalarlas.

Replantando: Usar contenedores profundos

La regla básica de los escudos persas es replantar un tamaño mayor en primavera si se ven raíces en la superficie. Abrir suavemente el cepellón si está en una maceta, y plantar a la misma profundidad que antes. Si quiere mantener la planta pequeña, replantee con menos frecuencia.

Un consejo importante es usar contenedores profundos. Las raíces del Strobilanthes pueden estirarse profundamente: la tierra extra ayuda a preservar la humedad adecuada mientras que los centímetros superiores se secan.

Puntas de plantación

  • Si se mantiene caliente (o en el interior), la planta crece más grande y más impresionante en su segundo y tercer año.
  • Las plantas del Escudo Persa al aire libre tienden a atrofiarse después de una severa muerte por heladas… si estás en una zona marginalmente resistente, considera reiniciarlas como anuales cada primavera.
  • Cuando se cultiva como una planta anual a partir de esquejes de hojas de otoño, los escudos persas alcanzan alrededor de un pie de altura el verano siguiente. Crecen más rápido en climas cálidos, pero las plantas anuales suelen verse mejor en un borde. Plantar en masas para obtener un color efectivo.
  • Recuerde que, en el interior o en el exterior, el calor importa mucho para esta planta. En Florida prosperan en lugares húmedos y sombreados donde languidecerían más al norte. Las plantas de interior pueden tomar más sol directo de ventana en lugares más fríos.
  • Lavar la planta a fondo y aplicar jabón insecticida cuando se traen de la naturaleza. Los Strobilanthes son resistentes a las plagas hambrientas, pero las tienen. No quieren esa lucha.
    Otra pelea que hay que evitar es sobre dónde vivirá su Escudo Persa en el interior. Es mejor mover su olla hasta que te «diga» que está feliz.
  • Las plantas del Escudo Persa funcionan bien con luz artificial, pero necesitan mucha. Mantenerlas cerca de una ventana y complementar la luz es una elección razonable.
  • Espera una caída de hojas cuando traigas un espécimen de exterior al interior.
  • Algunos propietarios informan del éxito de los gránulos de retención de agua. Estos le dan un colchón al jardinero casual, pero sólo duran unas pocas temporadas.
    No esperes mucho dinamismo en la estación fría: los Strobilanthes dormidos están deslucidos. Incluso como plantas de interior parecerán efervescentes. Los novatos pueden pensar que su planta está muriendo y la tiran cuando está descansando para una nueva y gloriosa temporada.

Puede que también te guste:15 hermosas plantas de interior con flores rojas

Preguntas comunes

¿Cuáles son las principales enfermedades y plagas de los Strobilanthes?

Los escudos persas parecen impermeables a las plagas y enfermedades. Los principales problemas vienen durante el período de inactividad. El clima frío puede traer ácaros, hongos y mosquitos: trátalos con jabón hortícola o con spray de piretro.

¿Por qué mi escudo persa tiene hojas descoloridas?

Aunque las enfermedades pueden causar decoloración, los Strobilanthes son bastante resistentes a los patógenos. A continuación se presentan las razones más comunes:

  • Demasiada luz desvanecerá las hojas.
  • El aire seco puede hacer que las hojas se enrosquen en los bordes o se vuelvan marrones y crujientes.
  • Las hojas viejas declinan antes de caer, esto es natural.
  • La falta de fertilización -o una fórmula desequilibrada- puede causar la decoloración de las hojas; demasiado fertilizante puede quemar los bordes de las hojas.
  • El manchado suele ser por el daño causado por el agua. El agua fría es un culpable común; las gotas de agua persistentes bajo el sol directo es otro.

¿Son venenosas las plantas del escudo persa?

La familia de las Acanthaceae no se considera tóxica, aunque su savia puede irritar la piel sensible.

Combinaciones creativas con plantas de escudo persas

Los escudos persas son un llamativo punto focal de una disposición mixta. Aquí hay algunas ideas:

    El púrpura vivo contrasta bien con el follaje verde lima como el del camote.

    Las combinaciones con Caladiums y Orejas de Elefante son impresionantes. Otros compañeros llamativos son Oxalis y Lotus Vine.

    Las combinaciones con Impatiens o Petunias azules o púrpuras son mágicamente armoniosas.

    Las flores amarillas ofrecen un contraste frío-caliente. El geranio de lavanda o la petunia integrifolia son muy calientes.

  • Plantados juntos al aire libre, Lycoris proporciona resaltes florales todo el verano y una cubierta siempre verde en invierno.

Deja un comentario