¿Por qué mis hojas de calathea se están rizando? (Causas y soluciones)

Las Calatheas son plantas temperamentales y expresivas que gustan de proporcionar muchas señales visuales cuando no están contentas. El rizado de las hojas de la calathea es una señal de que algo está mal en su planta. Si puedes identificar el problema y lograr que tu calathea se relaje, las hojas se desplegarán y tu planta volverá a su aspecto normal y saludable.

¿Por qué tus hojas de calathea se están rizando? Tu calathea ha rizado sus hojas porque algo está mal en su entorno. Mantén tu calathea en un ambiente sombreado, cálido y húmedo que imite las selvas tropicales donde esta planta crece en estado salvaje. Evita la exposición a la luz solar directa y asegúrate de que el suelo de la planta se mantenga húmedo.

Las Calatheas pueden ser plantas quisquillosas, pero responden extremadamente rápido cuando se les da el tipo de cuidado adecuado. Prueba estos consejos para que tu calathea vuelva a prosperar en poco tiempo.

Cómo deshojar las hojas de la calathea

A las plantas de calathea les gusta mover sus hojas. Una calathea saludable girará lentamente sus hojas para captar los rayos del sol del ambiente; una calathea no saludable rizará sus hojas con fuerza para significar angustia. Una vez que solucionas el problema, las hojas pueden incluso desenroscarse ante tus ojos.

  1. Mueva su planta fuera de la luz. Los Calatheas odian la luz solar directa; demasiada exposición dañará permanentemente sus hojas. Aléjelas de la ventana, pero asegúrese de que todavía hay luz ambiental para que la absorban.
  2. Ajustar la temperatura de la habitación. Los calafateos funcionan mejor con temperaturas entre 60-85°F (16-29°C). No sólo compruebe la temperatura de la habitación, sino también la del lugar donde se encuentra la calathea.
  3. Añade humedad al ambiente. La falta de humedad es la razón más común por la que la calathea se enrosca. Lea mi artículo sobre la creación de humedad para una variedad de soluciones diferentes.
  4. Cambie sus hábitos de riego. El suelo de la calathea debe permanecer húmedo en todo momento, pero nunca debe permanecer en agua estancada. Vigila tus hábitos de riego de cerca para desarrollar el equilibrio perfecto.
  5. Cambie a agua destilada. El agua dura que está llena de sal u otros minerales es tóxica para tu calentura. Usa agua embotellada o agua de lluvia para una planta más saludable.

Una vez que haya pasado por estos pasos, debe notar que su calathea es brillante, relajada y con un aspecto mucho más saludable. Poda suavemente cualquier hoja que esté permanentemente dañada. Dale a tu calathea al menos una semana para que responda a las nuevas condiciones, y observa la planta cuidadosamente para evitar futuros problemas.

Vamos a ver las cinco razones por las que la calathea deja rizos en un poco más de detalle.

Puede que también te guste: Guía de cuidados del Filodendro Brasil

1. Demasiada luz hace que las hojas de calathea se enrosquen

Las plantas silvestres de calathea crecen bajo las copas de los bosques tropicales. Estas plantas prosperan en condiciones de sombra y poca luz que imitan la fresca maleza de su hogar tradicional.

La luz solar directa desvanecerá las hojas de su planta de calathea e incluso puede eliminar las hermosas marcas blancas y verdes. Las calatas a menudo enroscan sus hojas en un intento de reducir la cantidad de exposición a la luz. Si mueve su planta de nuevo a la sombra, las hojas deben desplegarse en un día o dos.

Nunca coloques tu calathea en una ventana soleada o bajo una fuente de luz abierta. En su lugar, encuentra un lugar sombreado con una cantidad moderada de luz ambiental. A las calathea les encanta el acceso a la luz solar indirecta; si las colocas cerca de una ventana orientada al norte, incluso podrías notar que las hojas se mueven para captar un poco más de sol.

Dondequiera que coloques tu calathea, asegúrate de que la luz directa del sol no llegue a la planta en ningún momento del día. Es posible que desee colocar una pequeña obstrucción entre la planta y la luz para evitar quemar sus hojas.

2. El rizado de la hoja de calathea puede deberse a temperaturas extremas

A las plantas de calathea les gusta crecer en temperaturas que imitan su ambiente nativo. Si su planta se enfría demasiado, se acurrucará en un intento de mantenerse caliente. Si se calienta demasiado, las hojas comenzarán a secarse y a arrugarse. Ambos problemas pueden ser corregidos ajustando la temperatura del ambiente de la planta.

La mejor temperatura para una planta de calathea es entre 60-85°F (16-29°C). Si su habitación está entre estas temperaturas y las hojas se están rizando, intente ajustar el termostato hacia la marca de 75°F (24°C). Observa cómo reacciona la planta durante unos días y sigue ajustando la temperatura hasta que las hojas de la calathea empiecen a curvarse.

Asegúrate de que tu calathea no se coloca directamente delante de un aire acondicionado o de un respiradero de la calefacción. Las ráfagas de aire caliente o frío chocarán con tu planta y dañarán las hojas. Extiende la mano delante de la planta; si puedes sentir una ola de aire, puede ser demasiado para tu delicada calathea. Los hornos, las computadoras de escritorio y otras fuentes de calor cercanas también pueden afectar la temperatura de su planta.

La temperatura media de la habitación en su termostato no siempre refleja la temperatura real en la esquina donde está la calentura. Esto es especialmente cierto en las grandes oficinas donde se tiene en cuenta la temperatura de todo el edificio. Puedes usar un termómetro para comprobar la temperatura del suelo de tu calathea y del entorno que la rodea.

Puede que también te guste:Oxalis Triangularis Care – How To Grow Purple Shamrock

3. La baja humedad es una causa muy común del rizado de la hoja de calathea

La humedad es esencial para una calathea saludable. Estas plantas absorben la humedad a través de sus hojas anchas; si el aire se seca, las hojas comenzarán a enroscarse y a amarillear. También se puede notar una textura áspera o quebradiza, y los bordes de las hojas pueden romperse al tocarlas.

Primero, dale a tu calathea un estallido inmediato de humedad rociando sus hojas. Utilice un pulverizador en su entorno más ligero – los chorros directos de agua podrían dañar la planta, especialmente si sus hojas están en una condición delicada.

La nebulización proporcionará humedad durante dos o cuatro horas. No es una solución a largo plazo, pero la nebulización regular puede ayudar a revivir una calathea mientras se corrige la humedad en su entorno.

A continuación, busque una manera de mantener el aire alrededor de su calathea lo más húmedo posible. Los humidificadores son una gran solución; para las plantas pequeñas, busque un humidificador de escritorio que pueda colocar junto a ellas. Encienda y apague el humidificador según sea necesario para crear el ambiente perfecto.

Muchos propietarios de calathea colocan su planta en un lecho de guijarros o musgo de turba sumergido en agua. El agua se evaporará a lo largo del día, creando un ambiente húmedo. Siempre y cuando el charco de agua no toque directamente las raíces de la planta, este método suele proporcionar suficiente humedad ambiental para mantener la planta sana. Asegúrese de que el agua se mantenga limpia para evitar el crecimiento de bacterias.

Por último, las calatheas y otras plantas de oración funcionan excepcionalmente bien en terrarios, jardines de botellas y otros ambientes sellados. Puedes imitar este efecto a corto plazo colocando una bolsa de plástico sobre la calathea para recoger la humedad circundante. Observa el desarrollo de la condensación, y ventila la bolsa al menos una vez al día.

Revisa mi artículo sobre el aumento de la humedad en las plantas de interior para más formas de mantener tu calathea saludable. Recuerda que los ambientes húmedos tienen sus propios riesgos para las plantas de interior; mantén el área bien ventilada para prevenir el desarrollo de moho u otros problemas.

4. El rizado de las hojas de calathea puede deberse a un riego incorrecto

Como todas las plantas de interior, las calatheas necesitan una cantidad muy específica de agua para mantenerse sanas. Muy poca agua hará que las hojas se sequen y se enrosquen. Demasiada agua «ahogará» la planta, causando la putrefacción de las raíces, lo que resulta en hojas de calathea rizadas y una planta muy infeliz.

El suelo de tu calathea debe sentirse húmedo pero no empapado. Comprueba los niveles de humedad al menos una vez al día con un palo o la punta de tu dedo. La parte superior del suelo debe dejarse secar ligeramente entre riegos, pero siempre debe ser posible encontrar humedad unos pocos centímetros por debajo de la superficie. A menos que estés tratando de resolver un problema de hongos, nunca dejes que tu calathea se seque completamente.

Puede que también te guste: Cómo podar una planta de serpiente: Guía paso a paso

Aunque su calathea necesita mantenerse húmeda, tampoco debe permitirse nunca sentarse en una piscina de agua. Para encontrar el equilibrio correcto, déle pequeñas cantidades de agua de forma regular. Asegúrate de que el agua esté a temperatura ambiente para evitar que la planta sufra un shock. Considere la rapidez con la que se evapora el agua en su entorno, y compruebe su planta al menos dos veces al día.

Para prevenir la podredumbre de la raíz, asegúrate de que la maceta de tu calathea drene correctamente. El agua estancada en la base de la maceta es una de las principales causas de las enfermedades de las plantas.

Las calatas deben ser regadas un poco menos en los meses de invierno. El aire frío hace que la planta pase a estar ligeramente inactiva, lo que resulta en una menor ingesta de agua y nutrientes. Vigile la humedad del suelo y asegúrese de mantener la humedad del entorno.

Lee mi artículo sobre cómo regar tus plantas de interior perfectamente cada vez.

5. El tipo o la calidad del agua que usas puede causar el rizado de las hojas

Las hojas de calathea se acurrucan como signo de angustia, pero el problema puede no ser inmediatamente fácil de identificar. Una causa común de las calatas enfermas es una sobreabundancia de minerales en la fuente de agua.

El agua del grifo a menudo tiene un alto nivel de sal que causará que su calathea se marchite y se desvanezca. Si tu calathea sufre un problema de agua dura, notarás que las hojas tienen bordes amarillos, e incluso podrías ver una acumulación de sal en la superficie del suelo.

Intenta cambiar tu planta a agua destilada o embotellada. Dependiendo de donde vivas, también puedes recoger agua de lluvia para usarla en tus plantas. Deje el agua a temperatura ambiente, y recuerde no dar demasiada agua a su planta de una sola vez.

Última palabra

Espero que esta guía te haya ayudado a encontrar la causa de las hojas rizadas de tu calathea. Las plantas de calathea rizan sus hojas cuando algo sale mal, pero también reviven rápidamente una vez que el problema se soluciona. La mayoría de las variedades de calathea prosperan en condiciones similares; lee mi artículo sobre el cuidado de la calathea ornata para obtener más consejos y consejos generales sobre el cuidado de la calathea.

Deja un comentario