¿Por qué mis hojas de calathea se están volviendo amarillas?

Las Calatheas son plantas impresionantes con un follaje asombroso, pero pueden ser un poco gruñonas si no se cumplen sus condiciones. Desafortunadamente, expresan su descontento a través de esas hermosas hojas. Repasemos las razones por las que sus hojas de calathea se están volviendo amarillas y cómo puede solucionar el problema.

¿Por qué mis hojas de Calathea se están volviendo amarillas? Para evitar las hojas amarillas, las Calatheas necesitan luz brillante e indirecta, alta humedad y un suelo constantemente húmedo. Las hojas amarillas también pueden ser causadas por el estrés por exceso de riego, sequías, temperaturas extremas, problemas de aclimatación, nutrición, corrientes de aire, plagas o vejez.

Por qué tus hojas de calathea se están volviendo amarillas

Te encanta tu Calathea y tratas de darle un cuidado óptimo – puede ser frustrante si desarrolla hojas amarillas a pesar de tus mejores esfuerzos. Sin embargo, es común. La planta se merece más bien su reputación quisquillosa.

Las hojas de Calatheas se vuelven amarillas por el estrés, y puede suceder en los bordes, las puntas o en todas partes. El amarilleo cerca del centro de la planta se considera más grave que la coloración periférica. La buena noticia es que, una vez resuelto el problema, las Calatheas pueden ser indulgentes y brotarán nuevas hojas tan hermosas como antes.

Una mirada a los orígenes de la jungla de este delicado tropical revela por qué la planta es tan exigente. Su luz nativa es brillante pero fuertemente filtrada; el aire caliente y vaporoso nebuliza suavemente el suelo orgánico húmedo. No hay agua, luz y humedad adecuadas que sean tan importantes para la especie.

Si su Calathea tiene problemas, el camino a seguir es corregir cualquier error en el cuidado sin excederse: sin fertilización pesada, sin riego extra, replantando, etc. Recorta las hojas dañadas – no se estropearán solas, y podarlas no dañará la planta. Concéntrese en un cuidado óptimo y deje que la planta rebote con un nuevo crecimiento.

Sobreactuación

Las hojas amarillas son el clásico signo de exceso de riego, y es una causa común de que las hojas de Calathea se vuelvan amarillas. La planta quiere un suelo consistente, ligeramente húmedo en todo momento… sin embargo, si las haces sentar en una maceta empapada, sus hojas no sólo se vuelven amarillas, sino que las raíces pueden verse afectadas.

Así que, inmediatamente revisa el suelo si ves hojas amarillas y también investiga las raíces. Asegúrate de que no hay zonas blandas, marrones o un olor a descomposición que indique una podredumbre de la raíz potencialmente mortal .

Para encontrar el equilibrio de riego correcto, revisa su suelo regularmente. No se puede usar un horario fijo. Algunos cultivadores usan un medidor de humedad, pero tu dedo funciona bien. Sólo riega cuando la media pulgada superior de la tierra se siente seca. Riega a fondo para que salga por el hueco de drenaje y así eliminar el exceso de acumulación.

Puede que también te guste:Cera Begonia Care (Begonia Semperflorens)

El riego es un elemento tan grande de la atención de Calatheacare que es importante considerar los factores relacionados:

Calidad del agua – Debido a que son tan sensibles, muchos cultivadores usan agua de lluvia o agua destilada para las Calatheas. El agua del grifo no sólo tiene cloro o toxinas de cloramina, sino que puede contener minerales y sales que pueden acumularse y causar hojas amarillas. Considere la posibilidad de utilizar una de estas alternativas más limpias si el agua del grifo tiene un alto contenido de minerales. Asegúrese de que también esté a temperatura ambiente.

Mezcla para macetas – El suelo es un elemento clave para proporcionar el nivel de humedad adecuado para las Calatheas. Quieres un medio bien drenante y esponjoso. La mezcla debe retener la humedad pero tener suficiente aireación para que nunca se empapen. Para más detalles acerca de cómo hacer una mezcla perfecta para macetas, ver este artículo.

Drenaje Inadecuado – Incluso el suelo ideal se convertirá en un lío pantanoso sin un drenaje adecuado. Un contenedor sellado es inadecuado – La maceta necesita agujeros para que el agua se escape. Una capa de guijarros sólo reduce el espacio del suelo y permite que el agua se acumule en el fondo: un preludio del desastre de la Calathea.

Si su contenedor preferido no tiene agujeros, puede usarlo como la carcasa exterior de una maceta con el drenaje adecuado. Ponga unos cuantos guijarros en el fondo de la maceta exterior para mantener el contenedor interior lo suficientemente alto para que nunca se quede en el agua.

Tierra seca

La otra cara de la cuerda floja de la Calathea es que la planta se estresará rápidamente por la sequía si el suelo se vuelve demasiado seco. Como todos los factores de estrés, puede producir amarilleamiento.

Algunas plantas dan señales obvias de estar caídas en condiciones secas, pero no se puede depender de las hojas de una Calathea para saber cuando están sedientas. Su follaje animado se mueve tanto en respuesta a la temperatura y la luz que no es un indicador confiable.

Definitivamente comprueba la humedad del suelo si tu Calathea cierra sus hojas durante el día, pero no dependas de ella como una señal. Debes vigilar el suelo regularmente.

Humedad baja

Como muchas plantas tropicales, las Calatheas necesitan mucha humedad para lucir bien. Pueden sobrevivir a la baja humedad, pero el estrés desencadena el amarillamiento de las hojas.

La humedad de su hábitat original es de un 90% o más, pero las plantas de interior toleran de un 50% a un 70%. La variedad con mejor reputación para lidiar con la baja humedad es la Planta Cascabel (Calathealancifolia), pero aún así no les gusta el aire seco.

Aquí hay formas de aumentar la humedad:

– Humidificador de la habitación – Si te comprometes a mantener una colección de Calathea lista para su primer plano, los humidificadores son la solución industrial. Sin embargo, son un trabajo extra, y hay formas más simples de aumentar la humedad en algunos puntos.

Puede que también te guste: Cómo replantar una planta con raíz.

– Agrupación de Plantas – Las Calatheas hacen una astuta colección tropical, y mantenerlas juntas puede aumentar la humedad local en una pequeña cantidad. Sin embargo, no las amontonéis demasiado cerca. Aseguren un buen flujo de aire, y estén atentos a las plagas que pueden infiltrarse rápidamente en un grupo muy unido.

– Bandejas llenas de agua – Puedes aumentar modestamente la humedad local a través de la evaporación. Coloca bandejas de agua cerca de tus plantas o debajo de las macetas usando guijarros para elevar el recipiente por encima de la línea de agua. Un truco es poner conchas volcadas en el suelo para atrapar el agua y actuar como astutos depósitos debajo de las hojas.

– Nebulización – Aunque la nebulización es demasiado transitoria para hacer una gran diferencia en la humedad general, algunos cultivadores todavía sienten que beneficia a sus Calatheas. Incluso si la nebulización no hace mucho por la humedad general, puede dar a la planta un poco de impulso sin cargar el suelo con más agua.

Para evitar las manchas en las hojas, es una buena idea usar el mismo agua acondicionada que se usa para regar. Sólo nebulice si la planta tiene un buen flujo de aire a su alrededor; de lo contrario, puede fomentar los problemas de hongos.

Para más información sobre cómo mejorar la humedad de tus calatheas y otras plantas de interior, lee este artículo.

Iluminación incorrecta

Las hojas activas de una Calathea son tochanges sensibles. La luz baja o el sol directo pueden causar hojas amarillas.

Calatheas como ocho horas de luz brillante indirecta al día. Las variedades verdes y blancas pueden perder su variabilidad con poca luz; las Calatheas rojas tienden a hacer lo mejor con poca luz. Una exposición soleada al este puede funcionar, pero proporciona cortinas escarpadas u otra protección contra el sol directo en una ventana orientada al sur o al oeste.

También puedes simplemente mover la planta más lejos. Tenga en cuenta que cada pie de la ventana disminuye la intensidad de la luz de manera significativa. Dos o tres pies suelen estar bien.

Aclimatación

Es una vieja historia. Te enamoras de Calathea y la traes a casa. La riegas con cuidado, la pones en una luz ideal, le das un humidificador… y sus hojas empiezan a volverse amarillas.

No tires tu nuevo amor en la pila de abono todavía. No eres necesariamente tú: el simple hecho de cambiar de lugar puede estresar a esta planta. Los Calatheas mueven sus hojas en un ciclo diario – cambiar la fuente de luz puede desencadenar una fiesta de lástima por el follaje. Los cambios de temperatura y humedad pueden añadir sutilmente a su estrés.

Revisa las condiciones y dale a la planta un poco de tiempo para que se adapte. Con Calatheas, un poco de vigilancia cercana puede hacer maravillas.

Temperaturas extremas

Para evitar que las hojas se amarilleen, Calatheas necesita permanecer en un rango de temperatura entre 62ºF (16ºC) y 81ºF (27ºC). No toleran temperaturas más frías, e incluso un pequeño chapuzón puede causar problemas. Los rápidos cambios de temperatura también los estresan.

También te puede gustar: ¿Qué tan rápido crecen los cactus?

Otra complicación es que a Calatheas no le gustan los calentadores espaciales o cualquier fuente de calor radiante. Pueden ser una lucha para mantenerse feliz en un invierno frío.

Cuestiones de fertilización

Los calatheas no requieren una fertilización pesada. La sobrealimentación puede causar hojas amarillas y otros problemas. También pueden desarrollar un follaje amarillento o pálido debido a la desnutrición, pero es menos común.

Una aplicación ligera de un fertilizante balanceado a media dilución cada mes durante la temporada de cultivo es generalmente suficiente. Algunos cultivadores sólo lo aplican en primavera y a finales del verano.

Pro Tip: Un régimen orgánico suave es añadir una cucharadita de fertilizante de algas a medio galón de agua (preferiblemente destilada). Utilice esta mezcla cuando riegue una vez al mes. No vierta todo el medio galón de una vez; debería durar algún tiempo.

¡Recuerda que la fertilización no es medicina! Es sólo para las plantas sanas que están creciendo activamente. Si tu Calathea se vuelve amarilla después de una alimentación, aumenta la dilución y/o reduce la frecuencia.

Limpiando el suelo

Los residuos de fertilizantes pueden acumularse en la tierra y causar un follaje amarillento o deslucido. El riego parcial o «topping off» contribuye a esto, por lo que siempre se debe regar hasta que un arroyo salga de los agujeros de drenaje.

Para mantener el suelo fresco, enjuagarlo cada pocos meses dejando correr agua limpia por los agujeros de drenaje para una o dos extracciones en el momento de regar. Deje que el exceso drene completamente, y no riegue hasta que la tierra se haya secado adecuadamente.

Atrapado en una corriente de aire

Otro factor que puede causar las hojas amarillas es la corriente de aire. Mantén tu Calathea protegida. La buena circulación del aire es saludable, pero una corriente dirigida de aire frío o caliente les da estrés.

Plagas y enfermedades

Las calatas son especialmente propensas a los ácaros araña , pero también pueden obtener otras plagas comunes de las plantas de interior como áfidos, cochinillas y escamas. Las infestaciones pueden causar un follaje amarillo o atrofiado.

A los ácaros araña les gustan las condiciones secas, por lo que su aparición puede ser una advertencia de que el ambiente no es tan húmedo como el de Calatheasprefer. La nebulización puede ayudar, pero una ducha semanal que elimine todo el polvo y los insectos de la planta es más eficaz. La planta debe lavarse al momento de regar para evitar mojar el suelo.

Los aceites vegetales y los jabones insecticidas son eficaces, pero se necesitan tratamientos de seguimiento para controlar las plagas.

Lea mi guía para identificar, tratar y prevenir las plagas comunes de las plantas de interior para más información.

Una enfermedad común que afecta a Calatheas es un hongo que se transmite por el suelo llamado fusarium. Causa amarillamiento y marchitamiento, y las venas del tallo pueden volverse marrones. Un fungicida de cobre es un tratamiento limitado, pero la solución consiste en lavar cuidadosamente la tierra de las raíces, desechar el medio, esterilizar el recipiente y comenzar con una mezcla fresca y pasteurizada. Advertencia: Esto no hará feliz a la planta.

Puede que también te guste: ¿Por qué se está muriendo mi planta de lavanda? (7 soluciones fáciles)
Una plaga más mortal es el virus del mosaico del pepino. Las calatas no mueren de ella, pero pueden propagar la enfermedad a otras plantas. El virus crea rayas amarillas dentadas y manchadas en las hojas. La única opción es descartar la planta y la tierra de forma segura, y esterilizar la maceta.

Recuperación de la replantación

Reimplantar puede ser difícil para su Calathea. Afortunadamente, no les importa estar ligeramente enraizados y generalmente no necesitan replantar más de una vez cada dos años.

Consejo profesional: Es hora de poner en un recipiente su Calatheais si necesita ser regado más de dos veces a la semana.

Puede ser tentador replantar una nueva compra, pero rara vez es una buena idea. Incluso si la planta pudiera usar mejor tierra o una maceta más grande, espera hasta que tu Calathea se haya aclimatado al nuevo entorno. Una vez más, el estrés.

Follaje envejecido

La planta pierde las hojas inferiores a medida que crecen. Una hoja madura que se deteriora con la edad no se recuperará, así que puede quitarlas como parte de la poda regular.

Esta es una de las causas de que las hojas de la calathea se vuelvan amarillas que no puedes arreglar, así que no te preocupes. Mientras el crecimiento fresco sea saludable, estás en el camino correcto.

Deja un comentario