¿Por qué mis hojas de Dieffenbachia se están volviendo amarillas?

La Dieffenbachia es una hermosa planta de interior, y una de las más populares por muy buenas razones. Aunque es bastante adaptable y fácil de cuidar, las hojas de la Dieffenbachia que se vuelven amarillas son una queja bastante común.

¿Por qué tus hojas de Dieffenbachia se están volviendo amarillas? Las hojas de la Dieffenbachia (Caña Muda) se vuelven amarillas más comúnmente debido al exceso de riego, pero otras causas incluyen problemas de iluminación, temperaturas extremas, baja humedad, plagas o deficiencia de nutrientes.

Identificar el problema es fácil si te tomas unos minutos para ver las condiciones de crecimiento de tu planta. Este artículo te ayudará a evaluar tu Dieffenbachia y te mostrará qué hacer para solucionar cualquier problema.

¿Por qué mis hojas de Dieffenbachia se están volviendo amarillas?

La Dieffenbachia es una planta maravillosa con un montón de grandes cualidades, pero también puede ser un poco difícil de averiguar cuando algo sale mal. Estoy aquí para arrojar luz sobre uno de los problemas más frustrantes de la Dieffenbachia, sus hojas se vuelven amarillas.

La Dieffenbachia puede soportar una gran variedad de condiciones de crecimiento, incluyendo temperaturas de 50-80°F y un rango de iluminación, agua y humedad.

Por supuesto, cada planta tiene sus límites, y su Dieffenbachia comenzará a perder su brillo y a desarrollar hojas amarillas si no se satisfacen sus necesidades. Veamos cada causa por la cual las hojas de la Dieffenbachia se tornan amarillas a su vez y averigüemos cómo arreglar su planta.

Sobreactuación

El riego excesivo es la causa más común de hojas amarillas en su dieffenbachia, causando un amarillamiento progresivo y generalizado del follaje. Este es un problema que es común a muchas plantas de interior, ya que muchas de nosotras tenemos la tendencia a regar con demasiada frecuencia.

El riego excesivo hace que el suelo permanezca anegado durante largos períodos de tiempo, lo que provoca una reducción del flujo de aire hacia las raíces. El suelo empapado literalmente ahoga a la planta, ya que las raíces son una importante fuente de absorción de oxígeno, esencial para el funcionamiento saludable de la planta.

Sin raíces que funcionen bien, los procesos normales de la planta se ven obstaculizados, lo que conduce a un amarillamiento progresivo y generalizado de las hojas. Si se dejan demasiado tiempo, las raíces sucumbirán a las enfermedades oportunistas de hongos y bacterias y la planta estará condenada.

Se puede detectar fácilmente el exceso de riego al palpar la tierra, o al presionar con el dedo unos pocos centímetros. Notarás que la maceta es pesada ya que está llena de agua. Si crees que la raíz se está pudriendo, puedes sacar la planta de la maceta con facilidad y revisar las raíces. Las raíces marrones negras y blandas indican pudrición de la raíz y a menudo puede haber un olor a vegetación en descomposición.

Puede que también te guste: ¿Cuáles son los tipos de sistemas hidropónicos?

Si identificas el problema en una etapa temprana, simplemente deja de regar y deja que la tierra se seque completamente, antes de reanudar el riego con mucha precaución.

Si las cosas se ven un poco peor, lee mi guía para arreglar una planta regada en exceso.

Prevención

Para evitar el amarillamiento de las hojas, es mejor regar su Dieffenbachia empapando la tierra a fondo hasta que empiece a salir de los agujeros del fondo de la maceta y en la bandeja de goteo. Una vez terminada, déjela absorber lo que necesita durante unos minutos antes de vaciar el exceso de agua de la bandeja de goteo.

No riegues de nuevo hasta que los últimos centímetros de la tierra estén casi completamente secos. Es difícil decir exactamente cuánto tiempo llevará esto porque depende de muchas cosas, incluyendo los cambios de temperatura, luz y humedad.

La mejor manera de determinar cuándo es el momento de regar de nuevo su Dieffenbachia es simplemente monitorear su planta y probar la tierra metiendo el dedo en ella un par de pulgadas. Cuando sienta poca o ninguna humedad, adelante y dele un poco de agua. Típicamente, la Dieffenbachia necesita más agua durante la primavera y el verano y considerablemente menos durante el otoño y el invierno.

Bajo el agua

En el otro extremo del espectro, tenemos el submarino. Con la mejor voluntad del mundo, a veces nos olvidamos de regar una planta durante demasiado tiempo. Esto a menudo conduce a hojas amarillas o marrones, típicamente de nuevo crecimiento y hojas más viejas, más bajas también, pero no en general en un patrón generalizado, como con el exceso de riego.

Esto debería ser una causa fácil de identificar ya que las plantas de Dieffenbachia son razonablemente tolerantes a la sequía. Para cuando las hojas se vuelvan amarillas y un poco crujientes, el suelo estará completamente seco. La maceta se sentirá mucho más ligera de lo normal y las hojas de la planta se verán muy secas.

Afortunadamente, las plantas de dieffenbachia son bastante resistentes, por lo que si se reanuda un programa de riego normal, la planta debería recuperarse. Yo aconsejaría regar con atención durante aproximadamente un mes antes de podar cualquier follaje amarillo o marrón para evitar el estrés excesivo de la planta.

Humedad baja

Aunque es más tolerante a la baja humedad que algunas plantas de interior, su dieffenbachia todavía puede desarrollar hojas amarillas en condiciones de muy baja humedad.

Esto es más probable que ocurra cuando la planta se traslada de un lugar de mayor humedad a otro de menor humedad y la planta tiene que hacer un rápido ajuste a las nuevas condiciones de crecimiento.

Puede que también te guste:Click And Grow vs Aerogarden – Comparación de Smart Garden

Este tema es particularmente común si compras una planta de dieffenbachia que ha sido cultivada en perfectas condiciones de alta humedad en el vivero y luego la llevas a casa a las condiciones más áridas que muchos de nosotros tenemos en nuestros hogares.

Cuando una planta crece en condiciones de alta humedad y luego es trasladada a la casa u oficina de una persona donde hay menos humedad, el cambio puede afectar a la planta y hacer que sus hojas se vuelvan amarillas. Este cambio suele ser de corta duración y desaparece después de que la planta se ha adaptado adecuadamente a su nuevo entorno.

Lea cómo aumentar la humedad de sus plantas de interior fácilmente y con un mínimo esfuerzo.

Temperaturas extremas

Las plantas de Dieffenbachia se desempeñan mejor en temperaturas de entre 50-80°F, y comenzarán a mostrar signos de estrés fuera de este rango de temperatura. Las hojas amarillas son uno de los signos más comunes de esta reacción de estrés, ya que la planta es incapaz de funcionar con la misma eficiencia fuera de estas temperaturas.

La mayoría de los espacios interiores deben estar bien dentro de este rango de temperatura, por lo que esto tiene mayor relevancia para las plantas que se cultivan en habitaciones calurosas en verano, o se mantienen junto a una ventana con corrientes de aire en invierno. El estrés de la temperatura también puede ocurrir si se pone la Dieffenbachia afuera en verano y se deja afuera un poco demasiado tiempo mientras llega la fría noche de otoño.

Si crees que el estrés por temperatura puede estar jugando un papel, te recomiendo que pongas un termómetro digital al lado de tu planta durante unos días. Estos suelen registrar la temperatura actual, así como la temperatura máxima y mínima registrada, lo que facilita la detección de si las condiciones son adecuadas.

Iluminación

La luz brillante indirecta es mejor para la Dieffenbachia. Largos períodos de luz solar directa pueden ser peligrosos para una Dieffenbachia ya que son susceptibles de quemarse y secarse. La cantidad correcta de luz es crucial en estas plantas, no sólo porque impacta directamente en la salud de la planta, sino también porque demasiada o muy poca luz complica la cantidad y la frecuencia con que se necesita regar la planta también.

Para evitar estos problemas, encuentre un lugar donde la planta no esté en el camino de la luz solar directa durante más de 1-2 horas al día, y lo ideal es que se mantenga fuera de la luz solar directa, pero con luz solar brillante e indirecta durante todo el día.

Tengan en cuenta que la disposición y las ventanas de la habitación afectan directamente a la cantidad de luz solar que entra. Esto variará dependiendo de la dirección de las ventanas y de la disposición de la habitación.

Puede que también te guste: ¿Las orquídeas son un buen regalo?

Tenga en cuenta que el cambio de estaciones también cambia la cantidad de luz y calor disponible para su planta. Es posible que necesite trasladar su planta a diferentes lugares de su casa a lo largo del año para evitar los extremos de luz excesiva o insuficiente.

Un cierto amarillamiento de las hojas es común durante el cambio de estaciones, particularmente en otoño e invierno, cuando es más probable que el follaje viejo muera como parte del hábito de crecimiento natural de esta planta.

Borradores

Si estás bastante seguro de que tienes la mayoría de los otros aspectos del cuidado marcados, pero tu planta todavía parece estar recibiendo muchas hojas amarillas, piensa en las corrientes de aire. Las unidades de aire acondicionado, los conductos de calefacción o las ventanas con fugas son culpables comunes.

Aunque es más tolerante que algunas plantas de interior, su dieffenbachia puede mostrar considerables signos de estrés, así que mueva su planta a un lugar alternativo para solucionar este problema.

Plagas y enfermedades

El amarillamiento de las hojas de la Dieffenbachia también puede deberse a infestaciones de insectos e infecciones por hongos o bacterias. La Dieffenbachia puede ser afectada por la mayoría de los insectos comunes de las plantas de interior, incluyendo las cochinillas, escamas y ácaros.

Revisar su planta regularmente para detectar bichos, inspeccionando ambos lados de las hojas puede ayudar mucho a prevenir o tratar un problema en una etapa temprana. Las compras de succión de savia causarán un marcado amarillamiento de las hojas al cosechar los preciosos jugos de su planta.

Los ácaros araña pueden ser particularmente peligrosos, ya que son tan pequeños que puede ser difícil detectar un problema antes de que sea casi demasiado tarde. Busca telarañas finas en y entre las hojas y no retrases el tratamiento si detectas un problema.

Intenta tratar tu planta con algunas de estas opciones naturales para lidiar con los bichos de las plantas de interior.

Las enfermedades fúngicas y bacterianas también pueden hacer que tus hojas se vuelvan amarillas. El riego excesivo es, con mucho, la razón más común por la que una planta de dieffenbachia desarrollará problemas de enfermedades, por lo que hay que pecar de precavido y se puede evitar que la mayoría de ellas causen un problema.

Deficiencia de nutrientes

Una serie de problemas de deficiencia de nutrientes puede hacer que sus hojas de Dieffenbachia se vuelvan amarillas, más comúnmente por deficiencia de nitrógeno y fósforo.

Una planta que no ha sido replantada durante años y se ha dejado sin fertilizante mostrará eventualmente signos de deficiencia de nutrientes y hojas amarillas. El suelo deficiente en nutrientes se utiliza comúnmente para el cultivo de una serie de plantas de interior, siendo una mezcla de turba y perlita una de mis mezclas favoritas para las plantas, incluyendo los bastones tontos.

El inconveniente de esto es que realmente debe proporcionar fertilizante suplementario para ayudar a su dieffenbachia a crecer y prosperar a su máximo potencial. Sólo ten cuidado de no exagerar, ya que la toxicidad de los nutrientes puede causar más problemas.

También te puede gustar: ¿Deberías rociar las orquídeas? ¡Haz esto en su lugar!

Fertilice su Dieffenbachia cada 2-3 semanas durante la temporada de crecimiento con un fertilizante balanceado, soluble en agua, hecho a la mitad de su fuerza. Alternativamente, podrías usar un fertilizante orgánico, pero hay pros y contras de esto. Lea mi artículo sobre fertilización de plantas de interior para más información.

¿Puedo quitarme las hojas amarillas de mi Dieffenbachia?

Esto depende de la causa. Para problemas de plagas y enfermedades, es mejor podar el follaje afectado inmediatamente ya que esta puede ser la única manera de salvar la planta. Para otras causas, primero hay que cuidar la planta para que recupere la salud, antes de podar el follaje amarillo, ya que esto le causará menos estrés a la planta.

Última palabra

Con suerte, este artículo te ayudará a arreglar por qué tus hojas de dieffenbachia se están volviendo amarillas y a prevenir cualquier problema en el futuro. Lo principal es considerar cada causa a su vez, evaluar su planta cuidadosamente y hacer cambios para mejorar la salud de su planta.

Deja un comentario