¿Puedes usar los cafetales para fertilizar las plantas de interior?

La fertilización de las plantas de interior es un aspecto importante del cuidado de las plantas de interior, y hay muchos fertilizantes naturales que puede haber pensado en probar. Uno de los que mucha gente pregunta es si puedes usar los granos de café para fertilizar las plantas de interior.

¿Puedes usar los granos de café para fertilizar las plantas de interior? – Los granos de café pueden ser usados para fertilizar las plantas de interior, pero lo mejor es hacer abono con ellos primero. Aplicar directamente los granos de café a la tierra de las plantas de interior puede causar una excesiva retención de la humedad, el crecimiento excesivo de hongos e incluso perjudicar el crecimiento de las plantas.

Los posos de café son una fuente muy útil de nutrientes que las plantas de interior pueden utilizar eficazmente, y un fertilizante muy rentable. Sigue leyendo para saber cómo usarlos de manera efectiva, sin dañar tus plantas de interior.

¿Por qué usar los cafetales para fertilizar las plantas de interior?

Los posos de café son un residuo de cocina muy común, lleno de nutrientes que son desechados por la mayoría de la gente. Son fáciles de conseguir, gratis, y tienen un alto contenido de nitrógeno, uno de los nutrientes más importantes para el crecimiento saludable de las plantas. El uso de los posos de café en las plantas de interior es también una buena manera de reducir la producción de residuos domésticos.

La gente ha estado usando los granos de café en sus jardines durante años con un éxito razonable, por lo que es natural que la gente experimente con el uso de los granos de café para fertilizar las plantas de interior. Como veremos, esto es definitivamente algo que debe considerarse, pero hay problemas significativos con su uso.

¿Cuáles son las mejores formas de utilizar los cafetales para fertilizar las plantas de interior?

Aunque algunas personas podrían inclinarse por añadir los posos de café directamente a la parte superior del suelo de sus plantas de interior, esto no es recomendable y puede causar una serie de problemas. Sin embargo, hay tres grandes opciones para que sus plantas de interior puedan beneficiarse de los granos de café como fertilizante.

1. Usar los cafetales para hacer compost

Con mucho, la mejor manera de aprovechar los posos de café es usarlos para hacer abono. Añade todos los granos de café usados a tu pila de abono y espera hasta que el abono esté listo para ser usado.

La mayoría de las plantas de interior se originan en climas tropicales, donde reciben la mayor parte de su nutrición de la materia orgánica en descomposición que ha sido producida por la densa vegetación alrededor y encima de ellas.

El abono casero recrea en gran medida este proceso natural, y proporcionará amplios nutrientes para permitir que sus plantas de interior prosperen. El alto contenido de nitrógeno de los posos de café (NPK 2.1-0.3-0.3) será compensado por los otros constituyentes del abono que has hecho.

Puede que también te guste:Cuidado de la planta del pavo real – Cómo cuidar de la Calathea Makoyana

Puedes aplicar este abono al replantar o puedes añadir una capa fina a la parte superior del suelo, o trabajarla en los últimos centímetros de la tierra.

Algunas personas no usan abono casero en sus plantas debido a la preocupación por el olor que produce el abono. En mi experiencia, esto no es un problema. Cualquier olor producido se disipa muy rápidamente, y puede ser evitado en gran medida trabajando el abono en el suelo.

Hay dos cosas que hay que tener en cuenta cuando se utiliza abono casero en sus plantas de interior.

En primer lugar, la aplicación excesiva de abono puede provocar quemaduras en el follaje y síntomas de toxicidad de los nutrientes. Añade un máximo de una pulgada de abono a la maceta para prevenir esto.

En segundo lugar, como el abono es una materia orgánica rica, naturalmente retendrá agua, lo que puede aumentar el riesgo de riego excesivo. Tengan esto en cuenta y vayan con cuidado con el riego para evitar problemas.

2. Hacer abono líquido de plantas de café

Aunque no recomendaría verter café sobre el suelo de sus plantas de interior, puede hacer un «té» de abono con sus granos de café que funcionará bien en sus plantas de interior.

Hay muchos métodos diferentes para hacer té de abono, pero uno de los más sencillos es simplemente añadir los granos de café a un recipiente lleno de agua y dejarlo en remojo durante 1-2 semanas, revolviéndolo cada pocos días.

A medida que el café comienza a descomponerse, liberará nutrientes en el agua, además de ser un rico caldo de cultivo para las bacterias beneficiosas. Entonces puedes colar este líquido a través de una tela de queso y usarlo para regar tus plantas.

Esto no sólo proporciona una buena fuente de nutrientes, sino que añade bacterias beneficiosas, que pueden mejorar la salud del suelo y de sus plantas.

3. Añade los posos de café a la mezcla de la maceta al replantar

Como los granos de café son un material orgánico, liberan su contenido de nutrientes lentamente a medida que se descomponen en el suelo. Esto le permite utilizar los granos de café como un fertilizante de liberación lenta cuando se mezclan con la mezcla regular para macetas que está utilizando para sus plantas.

Aunque potencialmente hay una serie de problemas para hacerlo, puede proporcionar una fuente sostenida de nutrientes por hasta 6 meses, dependiendo de la planta. Los posos de café son uno de los muchos fertilizantes naturales para plantas de interior, pero debes tener cuidado de usarlos correctamente, para obtener los mejores resultados.

Los posos de café contienen una gran cantidad de nitrógeno en comparación con el fósforo y el potasio. Las plantas de interior con necesidades relativamente más altas de fósforo y potasio pueden no funcionar tan bien como deberían si sólo se utilizan los posos de café para fertilizar las plantas.

Puede que también te guste: Guía de cuidados del Filodendro Brasil

El uso de los posos de café en su mezcla para macetas conlleva algunos problemas de los que hablaré en la siguiente sección.

Problemas con el uso de los cafetales para fertilizar plantas de interior

Aunque hemos discutido algunas de las formas en que puede desear utilizar los granos de café para fertilizar sus plantas de interior, es importante destacar los aspectos negativos con un poco más de detalle.

Exceso de retención de humedad

Los posos de café son excepcionalmente buenos para retener la humedad. Su naturaleza orgánica y sus partículas finas actúan como una esponja, reteniendo la humedad del suelo. Esto es un gran negativo, ya que el problema más común para la mayoría de las personas que cuidan de las plantas de interior es el exceso de riego.

Añadir los posos de café al suelo aumenta significativamente el riesgo de que riegues en exceso tus plantas de interior, y esto puede significar un desastre para tus plantas.

Si utiliza los posos de café en sus plantas de interior, ya sea directamente o como parte de un abono, puede reducir el riesgo de riego excesivo alterando la composición del suelo que utiliza.

Al añadir más arena gruesa o perlita a la mezcla para macetas, esto aumentará el drenaje, permitiendo que la tierra se seque más rápido después del riego, reduciendo el riesgo de riego excesivo y de pudrición de las raíces.

Otras opciones incluyen el uso de una maceta porosa, o una maceta más pequeña. Ambos cambios llevarán a un secado más rápido de la tierra, reduciendo el riesgo de riego excesivo.

Promueve el crecimiento de hongos

Esto es más problemático si añades posos de café a la superficie del suelo de tus plantas de interior. Los granos de café proporcionan un caldo de cultivo ideal para los organismos fúngicos, y esto puede conducir a enfermedades fúngicas en tus plantas.

Es particularmente decepcionante cuando tratas de ayudar a alimentar a tus plantas y promover su salud, sólo para causarles una enfermedad de hongos que puede hacer mucho daño.

Este problema puede reducirse asegurando que los posos de café se trabajen bien en el suelo. Idealmente, el uso de abono de granos de café, o la adición de granos de café cuando se replantea reducirá este riesgo.

Atrae a las plagas

Mientras que algunas plagas pueden ser disuadidas por los posos de café, hay muchas plagas e insectos que serán atraídos por las condiciones que los posos de café en el suelo de sus plantas de interior crean.

Una vez más, esto pone de relieve por qué no se recomienda añadir los posos de café a la superficie del suelo. Usar los granos de café para hacer abono es, con mucho, la mejor opción, si se quiere usar los granos de café para fertilizar las plantas de interior.

Los cafetales pueden en realidad inhibir el crecimiento de algunas plantas

Ha habido varios estudios a pequeña escala que han demostrado que los posos de café añadidos directamente al suelo pueden, de hecho, inhibir el crecimiento de las plantas, en particular en las plántulas y las plantas jóvenes. Se cree que esto se debe al contenido de cafeína de los granos de café.

Puede que también te guste: LED vs Luces Fluorescentes de Crecimiento

No parece haber ninguna evidencia de que el uso de los posos de café para hacer abono cause el mismo problema, por lo que de nuevo parece ser la mejor opción para usar los posos de café para fertilizar sus plantas de interior.

Hay alternativas mucho mejores

Supongo que el resultado final es que el uso de los posos de café para fertilizar las plantas de interior es menos que ideal. Hay muchas mejores opciones naturales o sintéticas para fertilizar sus plantas, y probablemente sea mejor usar los granos de café para sus plantas de exterior, o hacer uso de estos residuos de cocina de otra manera.

Muchas personas pueden ahora hacer que sus residuos de cocina y jardín sean recogidos por su autoridad local de forma separada al resto de sus residuos. Esto permite a las autoridades locales reciclar estos residuos orgánicos como abono, para ser utilizados en entornos más apropiados.

Conclusión

Mientras que puedes usar los granos de café para fertilizar las plantas de interior, tienes que evitar los problemas que vienen con esto. Para la mayoría de la gente, recomendaría usar los granos de café para su jardín exterior y usar opciones alternativas para fertilizar sus plantas de interior.

Si realmente quieres proceder con el uso de los posos de café, entonces hacer abono o un té de abono con ellos es mucho más probable que lleve a un resultado positivo.

Lee este artículo si quieres aprender sobre formas más naturales de fertilizar tus plantas de interior. Alternativamente, vea este artículo para saber qué fertilizante utilizo en casi todas mis plantas de interior.

Deja un comentario