¿Qué es el cultivo hidropónico de aguas profundas?

El cultivo hidropónico en aguas profundas es un método de cultivo de plantas en el que las raíces están suspendidas en una solución de agua y nutrientes activamente oxigenada, en lugar de estar plantadas en el suelo. Elimina muchos de los inconvenientes de cultivar plantas en el suelo y da como resultado un crecimiento más rápido de las plantas y un mayor rendimiento de los cultivos.

Hay muchas maneras diferentes de construir un sistema de cultivo hidropónico en aguas profundas, cada una con ventajas y desventajas para el usuario, dependiendo de sus objetivos. La simplicidad de esta técnica de agricultura es que utilizando una solución de agua bien oxigenada adecuada, las plantas pueden cultivarse de manera eficiente, con una necesidad de mano de obra significativamente menor que el cultivo basado en el suelo.

Una introducción al cultivo hidropónico en aguas profundas

El cultivo de hierbas, flores y otras plantas en casa se está volviendo cada vez más popular. Para aquellos que quieren probar algo un poco diferente que el cultivo de plantas en el suelo, la hidroponía es una gran opción. Los sistemas de cultivo en aguas profundas son una gran manera de comenzar con la hidroponía. Este método de cultivo puede ser tan simple o tan complicado como quieras y puede ampliarse a medida que se adquiere experiencia.

La hidroponía de cultivo en aguas profundas no sólo es popular entre los propietarios de viviendas, sino que muchas organizaciones comerciales utilizan sistemas de cultivo en aguas profundas para cultivar una variedad de frutas y verduras de manera eficiente y sostenible.

La hidroponía de cultivo en aguas profundas proporciona una forma eficiente y sostenible de cultivar una gran variedad de plantas que pueden utilizarse para la alimentación en la cocina, o para la producción comercial por parte de los productores de alimentos.

Si eres nuevo en la técnica de cultivar plantas usando la hidroponía de cultivo en aguas profundas, entonces esta guía es perfecta para ti. Exploraremos de qué se trata la hidroponía de cultivo en aguas profundas, veremos cómo funciona el proceso y te guiaremos en la dirección de crear tu propio sistema, que podrás usar para cultivar plantas en casa.

Componentes de la Hidroponía de Cultivo en Aguas Profundas

La solución en la que crecen las plantas necesita ser enriquecida con ciertos componentes para asegurarse de que proporciona a las plantas todos los elementos necesarios para su crecimiento y nutrición. Estos componentes pueden destacarse de la siguiente manera:

    Oxígeno: Como las plantas son organismos vivos, necesitan oxígeno para su respiración. Las raíces de las plantas en el suelo reciben oxígeno a través de los huecos presentes en las partículas del suelo. Sin embargo, en un sistema de cultivo en aguas profundas, el oxígeno debe ser bombeado a la solución de agua para que esté disponible para las células de las raíces.

    Agua: Esencial para que una planta crezca y prospere, el agua es abundante en un sistema de cultivo en aguas profundas. El desafío consiste en asegurar que el gran volumen de agua en el sistema no cause problemas en la entrega de oxígeno y nutrientes a las plantas.

  • Nutrientes: El agua en los sistemas de cultivo de aguas profundas necesita ser complementada con los nutrientes necesarios para el crecimiento de las plantas, que de otra manera serían absorbidos por el suelo. La adición de las cantidades correctas de nutrientes en la solución de agua asegura que las plantas estén bien alimentadas y sean capaces de desarrollar todo su potencial.

Ventajas de los sistemas de cultivo en aguas profundas

Los sistemas de cultivo en aguas profundas son una buena manera de empezar con la hidroponía. Es un paso adelante en la complejidad de los sistemas de mechas, pero sigue siendo lo suficientemente simple como para ser accesible a cualquiera. Aquí están algunas de las principales ventajas de los sistemas de cultivo en aguas profundas.

  • La simplicidad de la configuración. Los sistemas de cultivo en aguas profundas son fáciles de configurar y sólo requieren unas pocas piezas que se pueden montar en un corto período de tiempo. La única pieza móvil es una bomba de aire, que es fácil de configurar.
  • El monitoreo es bastante simple, siempre y cuando se haga con frecuencia y se entienda lo básico.
  • Los costos de mantenimiento son muy bajos una vez que el sistema está instalado.
  • Las plantas crecen mucho más rápido. Esto conduce a plantas más grandes con mayores rendimientos en comparación con el cultivo basado en el suelo.

  • los rendimientos de los cultivos durante el mismo ciclo.

Desventajas de los sistemas de cultivo en aguas profundas

  • Fluctuaciones en el pH y la concentración de nutrientes. Este es un problema particular en los sistemas de pequeña escala, donde el rápido crecimiento de las plantas puede conducir a rápidos cambios en el pH y la concentración de la solución de nutrientes, lo que puede causar rápidamente problemas para la salud de las plantas.
  • Dificultad de calibración. Una vez más, en sistemas más pequeños, debido al bajo volumen de la solución de nutrientes, es más difícil ajustar con precisión el pH y la concentración de la solución de nutrientes. Las oscilaciones repentinas en las características de la solución de nutrientes debido a una calibración imprecisa pueden volver a provocar impactos negativos en las plantas.

  • La temperatura del agua es difícil de mantener dentro del rango objetivo ya que se verá rápidamente afectada por la temperatura ambiente del espacio de crecimiento.
  • La constante oxigenación del agua de un sistema de cultivo de aguas profundas es esencial. Las raíces de las plantas no sobrevivirán sentadas en agua que no esté activamente oxigenada. Si la bomba de aire falla o si se interrumpe el suministro de energía, esto llevará muy rápidamente a la falta de oxígeno y a la muerte de las raíces de las plantas.

Puede que también te guste: ¿Cómo funciona la hormona de la raíz?

Estos inconvenientes, sin embargo, pueden ser superados por una cuidadosa configuración y mantenimiento de un sistema de cultivo en aguas profundas. Una vez que se dominan los fundamentos de la configuración y el seguimiento de un sistema de cultivo hidropónico en aguas profundas, es bastante fácil ampliar el sistema y aplicar los conocimientos para cultivar diferentes plantas.

Preguntas comunes sobre el cultivo hidropónico en aguas profundas

Tipo de nutriente

Los nutrientes necesarios para un sistema de cultivo en aguas profundas no diferirán significativamente de los utilizados en otras formas de sistemas hidropónicos. Los principales factores determinantes serán las plantas que están creciendo y la etapa de crecimiento en la que se encuentran. Si bien las personas que utilizan la hidroponía a un nivel más avanzado o a mayor escala pueden desear elaborar sus soluciones de nutrientes a partir de los nutrientes de base, suele ser más práctico para la mayoría de las personas utilizar una gama de productos hidropónicos mezclables. Personalmente, yo utilizo la Serie de Flora de Hidroponía General, ya que está probada y permite una fácil preparación y ajuste de las soluciones de nutrientes para adaptarse a casi todas las situaciones.

Sistemas DWC Singular Versus Modular

Otra pregunta común es si se debe implementar un sistema simple o modular. Sin duda, es más seguro, empezar con un sistema singular, para mantener las cosas simples hasta que aumente su confianza. Una vez que se tiene experiencia en el funcionamiento y mantenimiento de un sistema de cultivo hidropónico en aguas profundas, se puede optar por un sistema modular para ampliar el cultivo.

Esterilizando la solución de agua

Las consultas sobre la esterilización de la solución de agua también son bastante comunes. Mantener la solución estéril tiene muchas ventajas, ya que la solución será más predecible y no hay que preocuparse por los problemas asociados con las bacterias y patógenos dañinos. Sin embargo, un sistema estéril también pierde las ventajas de las bacterias beneficiosas dentro del sistema.

Un sistema de cultivo estéril en aguas profundas requiere disciplina para su mantenimiento e implica agentes esterilizadores y preparaciones antimicóticas adicionales. Personalmente, para los principiantes, no aconsejaría dirigir un sistema estéril, pero una vez que se adquiere experiencia y se busca crear un sistema de cultivo en aguas profundas a mayor escala, es algo que hay que examinar más de cerca.

Monitoreo de la temperatura

La temperatura del depósito de agua es un aspecto importante de un sistema de cultivo de aguas profundas. En general, la temperatura óptima debe estar entre 16°C y 20°C, para asegurar que las plantas se mantengan saludables y puedan absorber una cantidad óptima de oxígeno y nutrientes. Una temperatura más alta reducirá la cantidad de oxígeno disuelto disponible en el agua, haciendo que las raíces de las plantas corran el riesgo de ahogarse, incluso si están siendo activamente oxigenadas. Una disminución de la temperatura puede provocar que la planta sufra cambios estacionales, lo que repercutirá negativamente en el crecimiento deseado.

Monitoreo del nivel de oxígeno

El papel de la regulación de la temperatura del agua en la preservación del contenido de oxígeno del depósito es particularmente importante debido a la dificultad de medir los niveles de oxígeno de forma continua. Los medidores de oxígeno comerciales son bastante caros de comprar, y los de gama baja pueden no ser muy fiables. La vigilancia de la temperatura y el flujo de aire son mejores técnicas para mantener buenos niveles de oxígeno que la medición de la oxigenación precisa de la solución de nutrientes.

Cambiando la solución de nutrientes

Otra pregunta que es bastante común es con qué frecuencia los cultivadores necesitan cambiar la solución de nutrientes. La respuesta a esta pregunta es subjetiva, ya que depende del tipo de planta, la etapa de crecimiento y el tamaño del depósito de agua. En cualquier caso, una buena guía es que la solución de nutrientes debe cambiarse como mínimo cada dos o tres semanas. Algunos plantadores pueden optar por reajustar el balance de nutrientes de la solución existente en lugar de reemplazarla. Esto, sin embargo, es más difícil de controlar y puede no dar los resultados deseados.

Ajustes de pH y PPMEC

Es necesario controlar y ajustar regularmente el pH y la PPMEC de la solución de nutrientes para asegurar que las plantas puedan crecer a su máximo potencial. Las fluctuaciones fuera de los rangos deseados pueden provocar el bloqueo, la deficiencia o la toxicidad de los nutrientes, lo que puede provocar el estrés o la muerte de las plantas. El pH de la solución de nutrientes debe mantenerse normalmente entre 5,5 y 6,5. Durante el crecimiento vegetativo, es mejor que el pH se encuentre en el extremo superior de esta gama, mientras que debe estar en el extremo inferior de la gama durante las etapas de floración.

Existen numerosos recursos en línea que pueden aconsejarle sobre los componentes y la concentración ideales de una solución de nutrientes para cualquier planta y fase de crecimiento. Si utiliza una solución de nutrientes de dos o tres fases, normalmente habrá una guía incluida en el envase o en los frascos. Generalmente, aconsejaría precaución con el PPM de la solución. Por lo general es mejor errar en el lado de hacer una solución de nutrientes menos concentrada, para asegurarse de que sus plantas la toleren. Con el tiempo, puedes aumentar la concentración a niveles más cercanos a los recomendados.

Profundidad de las raíces

Es esencial asegurarse de que las raíces estén sumergidas en la solución acuosa, pero también asegurarse de que el tallo y el follaje estén expuestos al aire. Para estar seguros, se recomienda mantener alrededor de 1 a 1,5» de las raíces expuestas al aire para asegurarse de que el tallo está lo suficientemente lejos de la solución. En cualquier caso, las burbujas de agua llegarán eventualmente a estas secciones expuestas de las raíces y evitarán que se sequen.

Propagación de plantas

Esto puede hacerse por medios convencionales o utilizando un clonador aeropónico. Los clonadores aeropónicos son bastante sencillos de usar y permiten transplantar fácilmente las plantas jóvenes, ya que tendrán las raíces desnudas y podrán ir directamente a su sistema de cultivo en aguas profundas.

Las mejores plantas para el cultivo en aguas profundas Hidroponía

Las mejores plantas que se pueden cultivar en sistemas de cultivo en aguas profundas son aquellas que no necesitan florecer. La lechuga y otras hierbas son particularmente adecuadas debido a las tasas de crecimiento muy aceleradas que pueden lograrse en comparación con el cultivo en el suelo. La col rizada, la acelga, la col rizada, los tomates y los pimientos son todos excelentes candidatos.

Construyendo un sistema hidropónico de cultivo de aguas profundas DIY

Para construir un sistema de Cultivo de Aguas Profundas, necesitarás:

  • Recipiente o depósito de agua
  • Bomba de aire
  • Manguera de aire y piedras de aire para la formación de burbujas
  • Crecen las redes o cestas para sostener las plantas
  • Medios de cultivo para apoyar la planta en la cesta
  • Nutrientes hidropónicos
  • Equipo para monitorear el pH y la CE de la solución de nutrientes

Puede que también te guste: ¿Por qué se están cayendo los tallos de mi planta ZZ?

El primer paso es conectar la bomba de aire, el tubo y la piedra de aire. Coloca la piedra de aire en el fondo del depósito, con el tubo saliendo hacia la bomba, que debe estar situada cerca del depósito.

Una buena forma de suspender las redes o cestas de cultivo es cortar una lámina de espuma de poliestireno del tamaño de la parte superior del depósito. Luego se pueden cortar agujeros en esto para que las macetas de la red se asienten de forma segura en estos agujeros.

A continuación, prepare sus plantas poniéndolas en las redes o cestas de cultivo y asegúrelas en su lugar con el medio de cultivo elegido.

A continuación, prepara tu solución de nutrientes y añádela al depósito.

Finalmente, pongan sus plantas en su lugar para que se sienten con sus raíces bien sumergidas en la solución de nutrientes. Lo ideal es mantener alrededor de 1,5» de las raíces expuestas al aire para evitar el riesgo de que los tallos se sumerjan en el agua con el tiempo.

La solución de agua debe tener suficientes burbujas para parecerse al agua hirviendo; estas burbujas son necesarias para oxigenar el agua, para llevar suficiente oxígeno a las raíces para que se mantengan sanas.

El sistema necesitará una estrecha vigilancia durante varios días después de su instalación para asegurar que las raíces reciben suficiente agua, y el pH y la CE de la solución de nutrientes deberán ser controlados cuidadosamente y ajustados según sea necesario.

Tipos de aireación para sistemas de DWC

Para introducir el oxígeno disuelto en la solución de nutrientes, se utilizan dos técnicas de aireación, a saber, burbujas de aire y agua que cae.

Las burbujas de aire se pueden producir usando la operación conjunta de una bomba de aire y piedras de aire. La bomba de aire entrega aire que contiene oxígeno al agua a través de la piedra de aire. Estas burbujas también se pueden formar usando una manguera de aire, que producirá un mayor número de burbujas más pequeñas. Esto aumenta la superficie de las burbujas, lo que incrementa la oxigenación del agua.

En lugar de utilizar bombas de aire y piedras para introducir burbujas, algunos sistemas de cultivo de agua pueden utilizar el agua que cae para airear la solución de nutrientes. Esto se debe a que a medida que el agua cae turbulentamente en el depósito de agua, aplica una presión descendente sobre el agua y permite que se disuelva más oxígeno en la solución a través de la superficie expuesta. Esta técnica es, sin embargo, bastante poco común para los sistemas domésticos, ya que el agua que cae es más adecuada para los sistemas de mayor escala.

Nivel óptimo de agua en un sistema de cultivo hidropónico de aguas profundas

El nivel óptimo de agua en los depósitos de cultivo de aguas profundas depende de la colocación de las plantas en la parte superior de la superficie del agua. La pregunta es, ¿deberían los portaplantas (ya sea de espuma de poliestireno o una cesta o una tapa con agujeros) estar tocando la superficie del agua o colgando ligeramente por encima de ella?

Como se mencionó anteriormente, dejar una porción expuesta de las raíces en la parte superior de la superficie del agua es saludable para que el crecimiento de las plantas reduzca el riesgo de pudrición de las raíces. También permite un margen de seguridad para evitar que los tallos se sumerjan. Los tallos y el follaje no tolerarán ni siquiera el agua bien oxigenada como lo hacen las raíces.

La altura de la planta sobre la superficie del agua también depende de la capacidad de absorción del medio de cultivo. Si se utiliza un medio altamente absorbente, hay menos riesgo de que las raíces se sequen , y es más aceptable dejar que las plantas se asienten ligeramente más arriba del nivel del agua. Por lo tanto, la tasa de absorción del medio de cultivo debe ser considerada cuando se decida el nivel en el cual suspender las plantas.

El tamaño de la planta también determina el nivel de agua en el depósito. Si las raíces de la planta son muy cortas, el portaplantas debe tocar la superficie del agua para asegurarse de que las raíces se contraigan lo suficiente con la solución de agua y reciban el oxígeno y los nutrientes necesarios. Cuando los portaplantas están en contacto con la superficie del agua, las raíces de la planta están mejor expuestas a los nutrientes necesarios, lo que acelera el crecimiento de las raíces durante estas primeras etapas.

Para plantas más grandes con raíces más largas, es más aceptable sumergir sólo parte de la estructura de las raíces en la solución de nutrientes, ya que la planta podrá seguir obteniendo una cantidad óptima de agua y nutrientes.

Sistemas hidropónicos de cultivo de agua en recirculación

Un sistema de cultivo de agua en recirculación es un sistema modular de cultivo de agua profunda que permite conectar múltiples depósitos de agua más pequeños a un depósito central, de manera que el agua circula desde y hacia el depósito central. Esta configuración permite aumentar la escala de un sistema de cultivo de aguas profundas de manera eficiente, aunque sólo es necesario mantener el pH y la concentración de un depósito central, en lugar de varios sistemas separados.

La recirculación de los sistemas de cultivo en aguas profundas requiere un trabajo como el siguiente:

La bomba de aire está conectada al depósito central, que luego se conecta mediante una bomba a depósitos o cubos más pequeños que también están interconectados mediante bombas similares. De manera sucesiva, a medida que se llena un depósito, éste se desborda en el siguiente, y finalmente el exceso de agua se devuelve al depósito central y se recircula.

Esta técnica es eficaz ya que reduce el número de bombas de aire necesarias para el proceso de aireación, y permite el control del oxígeno y los nutrientes en el depósito central en lugar de en cada cubo por separado. De hecho, incluso si todavía hay una bomba de aire conectada a cada cubeta-contenedor, su funcionamiento puede alternarse o programarse para reducir su tiempo de funcionamiento y disminuir sus costos de operación. La otra ventaja de esta estructura es que se introducen más burbujas de aire durante el proceso de llenado de agua, y también el agua que cae puede utilizarse como sistema de aireación de apoyo durante el desbordamiento de agua de un cubo a otro.

Conclusión

El cultivo en aguas profundas es un gran método de cultivo hidropónico que está aumentando su popularidad, tanto en el hogar como en el comercio. Estos sistemas son fáciles de construir y requieren poco mantenimiento cuando se construyen correctamente. Iniciarse puede parecer algo desalentador al principio, pero con los conocimientos adecuados y la orientación correcta, se puede empezar con un sistema de este tipo sin gastar demasiado dinero. Si está pensando en probar la hidroponía por primera vez, esta es una gran opción.

Deja un comentario