¿Qué tan rápido crece el Aloe Vera? (Y cómo crecer más rápido)

El aloe vera es una planta de interior muy popular porque es resistente, tolerante y fácil de cuidar, y su forma y textura únicas hacen que las plantas en maceta sean atractivas. Además, es genial tenerla a mano porque puedes usar el gel de Aloe Vera para la curación y la hidratación de la piel. Si acabas de recibir una nueva y joven planta de Aloe Vera, naturalmente te preguntarás con entusiasmo cuánto tiempo tardará en crecer.

¿Qué tan rápido crece el Aloe Vera? Las plantas de Aloe Vera que crecen en interiores tardan de 3 a 4 años en crecer desde una cachorra a una planta completa con hojas maduras de alrededor de 8-10 pulgadas (20-25 cm) de longitud. Para fomentar un crecimiento rápido, haga los preparativos antes de plantar, asegúrese de que está proporcionando un cuidado óptimo, y aumente la tasa de crecimiento con fertilizante.

Siga leyendo para saber más sobre la tasa de crecimiento del Aloe Vera y descubra lo que puede hacer antes de plantar para fomentar un crecimiento rápido, así como cómo proporcionar el mejor cuidado a su planta de interior de Aloe Vera para fomentar el crecimiento fuerte y saludable de la planta, junto con algunos pasos adicionales que puede tomar para fomentar un crecimiento más rápido.

El Aloe Vera es una suculenta de «rápido crecimiento»

El Aloe Vera se encuentra entre los tipos de plantas suculentas de crecimiento más rápido – pero como las suculentas son un grupo de plantas que crecen bastante lentamente en comparación con otros tipos de plantas, eso significa que el Aloe Vera crece a un ritmo más lento que todas las demás plantas, además de las suculentas de crecimiento más lento como los cactus.

Ser un cultivador lento permite al Aloe Vera utilizar menos recursos. Es una de las características, junto con los tejidos que almacenan agua, los sistemas de raíces que crecen horizontalmente para buscar agua cerca de la superficie del suelo, y otras características que estas plantas han adoptado para ayudarles a sobrevivir a los duros climas áridos donde crecen.

Tasa de crecimiento del aloe vera

La tasa de crecimiento precisa de una planta de Aloe Vera depende de sus condiciones ambientales, así como de la etapa de crecimiento y la salud de la planta. Pero en general, debe esperar poder observar algunas indicaciones visibles de crecimiento en su planta en el transcurso de un mes o menos, con la planta produciendo una nueva hoja de su roseta central una vez al mes más o menos. Los aumentos significativos de tamaño deben tener lugar en un período de unos cuatro meses.

Tomará varios años para que un Aloe Vera de interior crezca de una cría a una planta completa con hojas en su base de alrededor de 8-10 pulgadas (20-25 cm) de longitud. Y dadas las condiciones de crecimiento y los cuidados adecuados, puede seguir creciendo muy lentamente después de eso hasta que alcance un tamaño máximo de alrededor de 18 pulgadas (46 cm) de altura y anchura.

También te puede gustar: ¿Cuánta luz necesitan las suculentas?

Factores que influyen en la velocidad de crecimiento del Aloe Vera

Hay una serie de factores que pueden influir en la velocidad a la que crece una planta de Aloe Vera en particular.

Condiciones de crecimiento

Las condiciones de crecimiento son los mayores factores que afectan a la salud de una planta y a su capacidad para producir nuevo crecimiento. Al hacer lo mejor para proporcionar las condiciones de crecimiento óptimas para su planta de interior de Aloe Vera, se asegurará de que está cumpliendo con las necesidades específicas de este tipo de planta para que tenga la energía para un crecimiento vigoroso.

He aquí un breve resumen de las condiciones de cultivo preferidas del Aloe Vera:

  • Contenedor de cultivo: Maceta de arcilla con agujeros de drenaje que proporciona mucho espacio para que las raíces se extiendan
  • Tierra para macetas: Mezcla para macetas bien drenada que contiene algo de arena o perlita
  • Luz: Luz solar directa o luces de crecimiento artificial

    Temperatura: 55-80 F (13-27 C)

  • Riego: Regar bien y dejar que el exceso de agua se drene, luego dejar que la tierra se seque antes de volver a regar

Cultivando plantas de Aloe Vera en el interior de Vs. Afuera

Otro factor importante en la tasa de crecimiento del Aloe Vera es si la planta está en el interior o en el exterior. Las plantas de Aloe Vera que se encuentran en el interior crecen más lentamente que las plantas que crecen en el exterior.

Etapa de crecimiento

Al igual que otras plantas, el Aloe Vera pasa por una etapa de crecimiento activo cada año durante los meses de primavera y verano y luego experimenta un período de inactividad o de descanso en el invierno, cuando crece muy poco o nada.

Sanidad vegetal

Las plantas saludables de Aloe Vera crecen más rápidamente que las plantas que luchan con problemas que la debilitan, como plagas, enfermedades y condiciones de crecimiento adversas.

Preparando una nueva planta de Aloe Vera para un crecimiento rápido

Hay algunas cosas que puedes hacer para preparar una nueva planta de Aloe Vera para que crezca más rápido desde el principio:

Tierra de macetas

El Aloe Vera necesita una tierra para macetas bien drenada para asegurar que sus raíces no sufran de demasiada humedad. Puedes usar una suculenta comercial o una mezcla de cactus para macetas o puedes hacer la tuya propia.

Asegúrese de incluir algo de arena gruesa o perlita para reducir el riesgo de riego excesivo, que causará la putrefacción de las raíces y enfermedades que ralentizarán o detendrán el crecimiento de la planta.

Contenedor de cultivo

Elegir el tipo de recipiente de cultivo correcto es también una buena manera de ayudar a su Aloe Vera a crecer más rápidamente. Una maceta de arcilla o terracota ayudará a que la tierra se seque completamente entre riegos.

Asegúrate siempre de que el contenedor tenga agujeros de drenaje. El tamaño de la maceta también es importante: Ponga su Aloe Vera en un recipiente que sea tres veces más grande que el cepellón de la planta.

Puede que también te guste: Cómo deshacerse del moho en el suelo de las plantas de interior.

Enterrar las cáscaras de plátano

Un gran truco muy fácil para dar un impulso extra a las plantas de Aloe Vera recién plantadas es usar cáscaras de plátano. Simplemente enterrando las cáscaras enteras o picadas en la mezcla de la maceta antes de plantar su Aloe Vera liberará lentamente el potasio en la tierra, lo que aumenta la fuerza de la planta para la resistencia contra las plagas y enfermedades, así como para mantener un uso eficiente del agua y los nutrientes.

Estimular el crecimiento de la raíz

Otro truco que ayudará a asegurar un crecimiento más rápido es empolvar el tallo de la planta o cualquier raíz existente con un polvo de hormonas de raíces para animar a su Aloe Vera a echar nuevas raíces.

Otro truco para fomentar el crecimiento de las raíces es evitar regar las plantas recién plantadas en maceta (después de haberlas regado a fondo al plantarlas) durante 2 ó 3 semanas, lo que obliga a las raíces a extenderse en busca de agua y a establecerse más rápidamente.

Cuide bien de su planta de aloe vera para fomentar el crecimiento rápido

Asegurarse de que la planta esté sana es la forma más fácil de ayudarla a crecer más rápido. Aunque las plantas de interior de Aloe Vera son bastante fáciles de cuidar, no deje de prestar atención a las necesidades específicas de este tipo de plantas.

Aquí están los principales temas de cuidado del Aloe Vera a tratar para fomentar el crecimiento más rápido y saludable:

    Replantando: Siempre asegúrese de que el contenedor de su Aloe Vera sea lo suficientemente grande para permitir el crecimiento. De esta manera, no tendrá que replantar tan a menudo, lo que estresa la planta e impide el crecimiento. Como se mencionó antes, elija una maceta que sea aproximadamente tres veces el tamaño del cepellón de la planta. Además, es mejor usar una maceta que sea ancha en lugar de profunda para permitir que las raíces se extiendan.
    Luz: El Aloe Vera necesita mucha luz, así que coloca tu planta a menos de 3 pies de una ventana soleada donde recibirá al menos 6 horas de luz directa por día. O bien, proporcione alrededor de 16 horas de luz artificial brillante por día con luces de crecimiento de espectro completo. Asegúrate de que la luz sea brillante, pero no demasiado fuerte, ya que demasiada luz blanqueará las hojas e impedirá el crecimiento de la planta. Además, asegúrese de que la iluminación no haga que la planta se caliente demasiado. Y rote la planta una o dos veces por semana para que todas las partes de la planta estén expuestas a la luz.
    Temperatura: Las temperaturas típicas de interior de 55-80 F (13-27 C) son ideales para las plantas de Aloe Vera, así que todo lo que tienes que hacer es asegurarte de que tu planta no está en un lugar de tu casa que sea más caliente o más frío que las temperaturas que son cómodas para ti.
  • Riego: El riego adecuado es siempre esencial para el crecimiento vigoroso de las plantas de interior. Las plantas de Aloe Vera son fáciles de regar porque simplemente se riega la tierra de la maceta a fondo, se deja que el exceso de agua se drene, y luego se deja la planta hasta que la tierra se haya secado completamente antes de volver a regar. Con el Aloe Vera, siempre es mejor regar menos que hacerlo con demasiada frecuencia, ya que estas plantas están construidas para soportar la sequía.

Puede que también te guste: Cómo replantar las orquídeas Phalaenopsis (orquídea polilla)

Fertilice su planta de interior de Aloe Vera para mejorar el crecimiento

Aunque las plantas de Aloe Vera son alimentadoras ligeras que no suelen necesitar fertilizante para mantener un crecimiento saludable, el fertilizante le dará a la planta un impulso extra de energía para un crecimiento más rápido. Elija un fertilizante líquido con bajo contenido de nitrógeno que esté formulado específicamente para las suculentas.

Fertilizar dos veces al mes durante la temporada de crecimiento de las plantas, de abril a septiembre, diluyendo el fertilizante por lo menos hasta la mitad. No fertilizar durante el invierno, cuando la planta está descansando.

Para prevenir las quemaduras químicas, es mejor aplicar el fertilizante después de regar y dejar que el exceso de agua salga del suelo.

¿Y recuerdas el truco de la cáscara de plátano? También puedes remojar las cáscaras de plátano picadas en agua durante dos días y luego verter el té resultante en la tierra de la maceta para fortificar la planta y mejorar su rápido crecimiento.

Vea mi artículo sobre la fertilización natural de las plantas de interior para obtener más consejos sobre el uso de productos naturales para dar a sus plantas de interior un impulso de crecimiento.

No permitas que tu maceta de aloe vera se llene de gente

Eventualmente, su Aloe Vera puede producir compensaciones, o cachorros, que son plantas bebés que crecen de los lados de la planta madre. Estas crías deben ser removidas – puede replantarlas para comenzar nuevas plantas.

O tal vez tienes una planta de Aloe Vera que está muy bien empaquetada en un atractivo y suculento arreglo. El punto aquí es que el amontonamiento causa competencia por el agua y los nutrientes y también puede fomentar las infestaciones de moho e insectos, todo lo cual disminuirá la tasa de crecimiento de la planta.

Deja un comentario